Opina sobre este tema

Nombre
e-mail
Procedencia
Opinión o sugerencia

 
Rocha,

Proyecto de Ley - Régimen Especial Personal de Enfermería

14/06/2012

Proyecto de Ley



Artículo 1º.- La presente ley se aplicará al personal que presta asistencia y servicios de enfermería en: Centros de Tratamiento Intensivo (CTI) e Intermedio, puertas de emergencia de instituciones públicas y privadas, unidades móviles de emergencia pública o privada (Clave 1) y pabellones de atención a enfermedades psiquiátricas.

Artículo 2º.- El personal al que refiere el Art. 1º. de la presente ley tendrá:

a) Un régimen de trabajo de ocho horas diarias, con un descanso intermedio de media hora, y un día de descanso cada cuatro de trabajo (sistema rotativo).



b) Derecho a un régimen especial de licencia anual de 40 días corridos, que se gozarán fraccionados en dos semestres.



Artículo 3º .La prestación de asistencia en las unidades de emergencia móvil será privativa de quienes posean título habilitante de médico y licenciado en enfermería expedidos o revalidados según lo preceptuado por la normativa vigente en la materia.

Artículo 4º. – Las Instituciones prestadoras de servicio emergencia móvil (CLAVE 1) deberán asegurar la existencia de personal suficiente para que cada ambulancia cuente con un equipo integrado - por lo menos - por un médico, un licenciado en enfermería o auxiliar de enfermería y un chofer. En caso de traslados mayores a 6 horas, deberán contar con dos choferes.



José Carlos Cardoso

Representante Nacional por Rocha



Exposición de Motivos

Los hechos acaecidos en los últimos días han conmocionado a toda la sociedad. Más allá de las circunstancia específicas que rodean este episodio que involucra a dos enfermeros, es un suceso que nos obliga analizar el nivel de exigencia profesional a que está sometido el personal de enfermería que asiste a los pacientes en: Centros de Tratamiento Intensivo (CTI) e Intermedio, puertas de emergencia de instituciones públicas y privadas, unidades móviles de emergencia pública o privada y pabellones de atención a enfermedades psiquiátricas.

Cada autoridad pública vinculada con este problema responderá desde sus competencias y responsabilidades. En el caso nuestro, sentimos la necesidad de contribuir a minimizar las causas que puedan poner en riesgo la vida de los pacientes, y desde nuestra función lo hacemos mediante este proyecto.

Conforme lo señala el Art. 1º. de la Ley Nº 18.815, a través de todas sus acciones la enfermería observa, garantiza y aboga por el respeto a la dignidad del ser humano, reconociendo el derecho de todo habitante a recibir servicios de enfermería de calidad y cantidad suficientes.

Para que este enunciado se cumpla es necesario garantizar que las condiciones de trabajo del personal de enfermería se ajusten a lo dispuesto por el Convenio Nº. 149 de la OIT, ratificado por la República Oriental del Uruguay por el Decreto-Ley Nº 14.906, de 2 de julio de 1979.

Una investigación realizada en 1999 por el Instituto de Medicina de Estados Unidos causó conmoción y abrió el camino para otros estudios que confirman una realidad que hace relativamente poco tiempo se discute en Uruguay: el personal médico y de enfermería cansado puede pasar de “sanador a lastimador”. A la sobrecarga de trabajo se agregan otros elementos igualmente distorsionantes y peligrosos para estos profesionales. El multiempleo y, sobre todo, condiciones muy lejos de las ideales, completan una peligrosa ecuación con consecuencias ya comprobadas, que potencian los riesgos de la atención a los pacientes en los servicios de alta exigencia como los de medicina intensiva, intermedia y en las emergencias. Las horas que trabaja el personal de estos servicios, es sólo una cuenta más en un collar de temas que sólo pueden resolverse encadenados y que, siempre, terminan afectando la seguridad de los pacientes atendidos en esos servicios.



El concepto de "error médico" cobró fuerza hace no mucho más de 20 años, sobre todo como consecuencia de los reclamos legales que terminaron llevando a los profesionales de la medicina a los estrados judiciales y a la cárcel. Por tanto se hace necesario tomar una serie de medidas para evitar que los profesionales trabajen en condiciones en las que cometen errores.



Investigaciones realizadas en Estados Unidos demuestran que cuando se reduce el número de horas de trabajo de 90 a 60 por semana también disminuye la frecuencia de errores, pasando de un 30 a un 10% del total de actos. La sobrecarga genera cansancio del "simple", pero también una patología psiquiátrica que en el caso de los médicos ha sido bien identificado: el llamado burn out, o estrés funcional, que genera desmotivación y, muchas veces, relación violenta con el entorno.



Si bien en Uruguay no existen relevamientos sistemáticos que confirmen las cifras internacionales, una investigación realizada por el Dr. Álvar Díaz Berenguer y los médicos Fernando Bologna, Mercedes Perendones y Claudia Queirolo en una emergencia médica móvil privada de la capital, confirman el problema. Se estudiaron los errores cometidos por médicos de emergencia que atienden a domicilio. "Son profesionales que atienden a gran velocidad por la urgencia de los casos y por la sobrecarga de tener un paciente detrás del otro. En esas condiciones el error médico llega hasta el 50%.



En el caso del presente Proyecto de Ley se tiene en cuenta las condiciones de trabajo del personal que presta asistencia y servicios de enfermería en los servicios establecidos en el Art.1º.



Partiendo de la base de que los sujetos de atención de la enfermería son las personas individuales, pero que indirectamente comprende a la familia y a la comunidad, el profesional de la enfermería se ve diariamente enfrentado a complejas situaciones íntimamente ligadas a principios ético- legales que la mayor parte de las veces no son fáciles de afrontar. En consecuencia, a través de todas sus acciones, la enfermería debe observar, garantizar y abogar por el respeto a la dignidad del ser humano, reconociendo el derecho de todo habitante a recibir servicios de calidad y cantidad suficientes.



El personal de enfermería tiene cuatro deberes fundamentales: promover la salud, prevenir la enfermedad, restaurar la salud y aliviar el sufrimiento, que fueron establecidos en 1953, cuando el Consejo Internacional de Enfermeras adoptó por primera vez un código internacional deontológico.



Ante tales deberes, se comprende la dimensión del trabajo del personal de enfermería en sus distintas facetas, ya que afecta el derecho de todo habitante a recibir servicios de calidad y cantidad suficientes. En efecto, ya sea que se trate de auxiliares, licenciados, a nivel de maestría o de doctorado, el personal de enfermería es aquel que transcurre la mayor parte del tiempo junto a los pacientes y a sus familias, asistiéndolos no sólo en sus necesidades clínicas, sino también psicológicas y personales, confortándolos, lo que muchas veces reviste inclusive mayor importancia que aquellas. Por las razones expuestas este Proyecto de Ley busca contribuir a generar condiciones de trabajo que hagan más eficiente la atención de los pacientes.



José Carlos Cardoso

Representante Nacional por Rocha





.


 
Últimos proyectos











 
 
Recomienda esto

 
.: www.josecarlos.com.uy :. Web Oficial del Diputado José Carlos Cardoso del Partido Nacional por el Departamento de Rocha
Inicio | Biografía | Proyetos | Parlamento | Actuación | Escuhar Audiciones | Galería de Fotos | Artículos Periodísticos | Agrupación Lista 71 | Comunicados | |