Opina sobre este tema

Nombre
e-mail
Procedencia
Opinión o sugerencia

 
Rocha,

Proyecto de Ley - Implementación Tarjetas de Crédito

18/11/2011

PROYECTO DE LEY



CAPÍTULO I

DEL SISTEMA DE TARJETA DE CRÉDITO

Artículo 1º.- Se denomina sistema de tarjeta de crédito al que tiene por finalidad a

través de la tarjeta de crédito, siendo éste todo instrumento magnético, electrónico o

similar, posibilitar la adquisición de bienes o servicios, así como la obtención de adelantos

de dinero en efectivo o préstamos dentro de un sistema de empresas y comercios

adheridos al mismo.

Se entenderá por tarjeta de débito todo instrumento magnético, electrónico o similar

que permita al usuario realizar consumos o realizar retiros de dinero en efectivo con cargo

automático a los haberes de su cuenta bancaria.

Artículo 2º.- El sistema de tarjeta de crédito está integrado por los siguientes sujetos:

A) Entidad emisora: Entidad financiera, comercial o bancaria que emite tarjetas de

crédito, o cualquier otra tarjeta de financiamiento que posibilite tanto la

adquisición de bienes o servicios así como el retiro de dinero en efectivo bajo la

modalidad de adelanto o préstamo, sean éstas nacionales o internacionales,

debidamente autorizadas por el Banco Central del Uruguay. También lo serán

aquellas entidades que sin realizar la emisión de dichos instrumentos,

contacten a los proveedores o comercios adheridos al sistema y que se

relacionen contractualmente con el emisor para el desarrollo del mismo.

B) Proveedor o comercio adherido: Son aquellos comerciantes o empresas que

hayan adherido al sistema a través de un contrato con el emisor y que estarán

debidamente autorizados para procesar los consumos directos del usuario,

proporcionando los bienes, obras o servicios que les sean requeridos por éste,

aceptando los instrumentos de pago que les sean presentados bajo las

condiciones que establezca el sistema.

C) Usuario o tarjetahabiente: Se entiende por tal a todo sujeto de derecho que

previo contrato con el emisor se encuentre habilitado para el uso de un crédito,

línea de crédito, cargo o débito a través de tarjetas de crédito o débito para

realizar las operaciones que dichos instrumentos permitan en virtud de las

pautas del sistema.

D) Adicional o beneficiario: Es aquel sujeto de derecho que utiliza la tarjeta de

crédito con cargo a su titular, autorizado por éste y previo consentimiento del

emisor.

CAPÍTULO II

DEL VÍNCULO ENTRE EL EMISOR Y EL PROVEEDOR O COMERCIO ADHERIDO

Artículo 3º.- Todo contrato a ser suscrito entre el emisor de tarjeta de crédito y el

proveedor o comercio adherido al sistema, deberá contar con la aprobación de la

Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia.

Asimismo, toda persona física o jurídica, que realice operaciones de financiamiento

de operaciones comerciales con bienes o servicios realizados por terceros, en forma

habitual y profesional a través del uso de tarjetas de crédito o similares, deberá contar con

la autorización del Banco Central del Uruguay quien llevará un registro de las mismas.

Artículo 4º.- A tales efectos dichos contratos deberán contener:

A) Plazo de vigencia.

B) Comisiones determinadas por tipo y monto, así como intereses y cargos

administrativos.

C) Plazos y pautas para la presentación de las liquidaciones.

D) Todas las obligaciones que se encuentren en concordancia con las

disposiciones establecidas en la legislación vigente y en particular en la Ley

Nº 18.159, de 20 de julio de 20071, y en la Ley Nº 17.250, de 11 de agosto de

20002, como forma de prevalecer el interés general.

Artículo 5º.- Carecerá de efecto toda cláusula que impida al proveedor realizar

promociones bajo la forma de pago contado o efectivo, cuando éstas resulten más

beneficiosas para el consumidor final. Se entiende por promoción, toda vez que el

proveedor por un tiempo determinado o coincidente con algún evento, ofrece sus servicios

a un precio menor que el establecido en forma habitual en el precio de lista. Toda

promoción deberá contar con la aprobación de la Comisión de Promoción y Defensa de la

Competencia y el Área Defensa del Consumidor a todos los efectos.

Asimismo el emisor no podrá modificar unilateralmente el contrato sin previo

consentimiento expreso del proveedor.

Artículo 6º.- Quedan prohibidas las prácticas gremiales o corporativas que puedan

afectar el libre relacionamiento entre proveedores y emisores y que tengan por objetivo la

negativa a la venta o la imposición de todo tipo de condiciones comerciales que deban ser

establecidas en la relación comercial.

Artículo 7º.- En ningún caso los emisores de tarjetas de crédito, podrán establecer

diferencias de aranceles por concepto de comisiones y otros cargos entre los comercios y

proveedores por las liquidaciones presentadas superiores al 2% (dos por ciento). Dicha

diferencia se apreciará respecto del comerciante o proveedor que haya acordado el

arancel más bajo, no importando para ello el sector de mercado que se trate. Asimismo,

no podrán establecerse aranceles diferenciados en un mismo sector de actividad.

El arancel por concepto de comisiones en el caso de las tarjetas de débito no podrá

superar el 1% (uno por ciento) de las liquidaciones presentadas.

Artículo 8º.- El emisor deberá proporcionar al proveedor o comercio adherido todos

los elementos que permitan realizar la transacción en un marco de seguridad y confianza

como ser:

A) Materiales e instrumentos identificatorios, así como publicaciones informativas

sobre los usuarios del sistema.

B) Cancelaciones de tarjetas por robo, sustracción, fuga de información

electrónica, clonación voluntaria o por resolución del emisor.

C) El detalle de los procedimientos en casos de robos, sustracciones o

irregularidades.

D) Formación técnica específica para aquellos casos en que se requiera.

Artículo 9º.- El proveedor que deba controlar la identidad del usuario, lo hará

teniendo en cuenta la diligencia media. Solo será responsable en aquellos casos en que la

firma del usuario resulte visiblemente falsificada. En los casos de operaciones con tarjetas

1 Ley de Promoción y Defensa de la Competencia.

2 Ley que regula las relaciones de consumo.

de crédito provenientes del exterior, éstas serán válidas en la medida que cuenten con la

autorización del emisor, eximiendo en estos casos, de toda responsabilidad al proveedor.

Artículo 10.- Una vez solicitada la autorización y otorgada la misma el emisor será

responsable frente al proveedor de cualquier incumplimiento por parte del usuario.

Asimismo los casos de robo, clonación o fuga de información electrónica serán

responsabilidad del emisor siempre que la autorización haya sido debidamente solicitada

y otorgada. El emisor deberá informar de inmediato toda vez que tenga conocimiento de la

comisión de algún ilícito o hecho irregular que pueda poner en peligro la transacción.

Artículo 11.- El emisor no podrá realizar acuerdos comerciales promocionales que

excluyan a determinados proveedores en un mismo sector de actividad o resulten

perjudiciales para la libre competencia entre los comercios adheridos al sistema. A tales

efectos dichos acuerdos deberán contar con el aval previo de la Comisión de Promoción y

Defensa de la Competencia.

Artículo 12.- El emisor realizará el pago al proveedor luego de presentadas las

liquidaciones respectivas, dentro de un plazo razonable en relación a las condiciones que

hayan sido pactadas.

Artículo 13.- El proveedor se obliga a:

A) Aceptar las tarjetas que se encuentren en adecuación a la presente ley y que

estén debidamente autorizadas solicitando la autorización respectiva.

B) Verificar la identidad de acuerdo a lo establecido en los contratos y con la

diligencia media del buen hombre de negocios.

Artículo 14.- El emisor instrumentará medios electrónicos de consulta para los

proveedores y pondrá al alcance de éstos todos los medios posibles para que los mismos

puedan utilizar el sistema desde el lugar donde se encuentre su establecimiento y de la

forma más segura y eficaz posible.

Artículo 15.- A tales efectos las transacciones deberán cursarse por medios

electrónicos del tipo terminales POS o similares homologadas para tal fin por el organismo

que designe la reglamentación.

Los emisores deberán asegurar la libre elección por parte de los comercios

adheridos del proveedor de las terminales POS homologadas así como también asegurar

la libre interconexión entre las distintas redes de POS, no pudiendo el emisor realizar

acuerdos comerciales con redes de POS que excluyan a determinadas redes de POS, de

acuerdo a la normativa vigente en materia de competencia, Ley Nº 18.159, de 20 de julio

de 2007, siempre que las mismas se encuentren homologadas por las autoridades

correspondientes.

La reglamentación asimismo instrumentará el número necesario de comercios

adheridos con los que deberá contar cualquier red para poder operar.

Artículo 16.- El proveedor tendrá acción ejecutiva respecto del emisor y de acuerdo a

lo establecido en el artículo 353 del Código General del Proceso, siempre y cuando

acredite:

A) La solicitud de reconocimiento judicial de firma del contrato.

B) Copia de la liquidación presentada al emisor con la debida constancia de

recepción.

C) Las constancias de todas las operaciones que dan origen al saldo líquido y

exigible reclamado.

Artículo 17.- En el caso de las situaciones reguladas por el artículo 16 de la Ley

Nº 17.250, de 11 de agosto de 2000, y cuando el pago se haya realizado mediante tarjeta

de crédito, ante la comunicación del usuario al emisor, éste no abonará el importe al

proveedor. En caso de haberlo efectuado no podrá debitarlo del usuario.

CAPÍTULO III

DE LA RELACIÓN ENTRE EL EMISOR Y EL USUARIO

Artículo 18.- El contrato de tarjeta de crédito, débito o similares deberá regirse por lo

previsto en la Ley Nº 17.250, de 11 de agosto de 2000, deberá contener como mínimo las

siguientes previsiones: Serán realizados en idioma español.

A) Además, los contratos deberán estar redactados en forma legible.

B) Los caracteres tipográficos utilizados en los contratos de adhesión no podrán

ser en ningún caso inferiores a 10 (diez) puntos de tamaño.

Artículo 19.- El contrato deberá redactarse en ejemplares de igual tenor para los

sujetos que sean parte del contrato. El contrato se perfeccionará cuando la aceptación del

consumidor llegue al ámbito del emisor. El envío de tarjetas de crédito u otros productos

comerciales o financieros no solicitados se regirá por lo dispuesto por el literal D del

artículo 22 de la Ley Nº 17.250, de 11 de agosto de 2000.

Artículo 20.- Son consideradas cláusulas abusivas entre otras, las enumeradas en el

artículo 31 de la Ley Nº 17.250, de 11 de agosto de 2000, y las siguientes entre otras:

A) Las adhesiones tácitas a anexos del sistema de Tarjetas de Crédito.

B) Las que impongan al usuario la contratación de seguros o servicios no

requeridos por éste, salvo el seguro que garantiza el cobro del crédito en caso

de fallecimiento y en tal caso el emisor solo podrá accionar contra el

asegurador. La reglamentación determinará los montos a percibir por dichos

seguros.

C) La que impida que el usuario pueda desvincularse unilateralmente y sin

responsabilidad, una vez operada la renovación automática del contrato.

D) La que habilite al emisor a convertir la moneda de la deuda original de pesos

uruguayos a dólares americanos o viceversa, unilateralmente.

E) La que prevea la suscripción de títulos valores incompletos al usuario.

La inclusión de cláusulas abusivas, no vinculan al usuario y se tendrán por no

puestas.

Artículo 21.- El emisor deberá informar al usuario de todas las condiciones de la

contratación entre otros:

A) La responsabilidad de las partes en caso de robo, extravío o falsificación de la

tarjeta y la forma en que el usuario deberá efectuar el procedimiento de

denuncia de estos hechos, de acuerdo a lo establecido en los contratos.

B) Las tasas de interés compensatorio y de mora vigentes.

C) Los cargos, gastos, comisiones, tarifas, seguros, multas, tributos y otros

importes aplicables, indicando concepto, monto, periodicidad de cobro y el

carácter obligatorio u optativo de cada uno.

D) El límite de crédito.

En caso que alguno de los procedimientos pudiera cambiar, se deberán indicar las

condiciones para su modificación y el medio y el plazo que se utilizará para el aviso previo

al cliente.

Artículo 22.- Se deberá remitir a los usuarios un estado de cuenta en el que figure,

como mínimo:

A) Identificación del titular y número de cuenta.

B) Fecha, descripción e importe de cada débito y crédito.

C) Saldo inicial y final de la cuenta en el período informado.

D) Tasas de interés efectivas anuales aplicadas, indicando el período de vigencia

respectivo.

Se brindará la posibilidad, sin costo para el cliente, de sustituir el estado de cuenta

impreso por el envío de un aviso indicando la dirección electrónica donde obtener el

estado de cuenta y la posibilidad de retirarlo en las oficinas del emisor quien deberá enviar

el estado de cuenta de cada usuario en un plazo máximo de siete días contados a partir

de la fecha de cierre del período a que esté referido.

Artículo 23.- Son obligaciones del emisor entre otras:

A) Informar por escrito al usuario del instrumento electrónico, previo a la

celebración del contrato, de sus obligaciones y responsabilidades en el uso del

sistema.

B) Revelar el número de identificación personal u otra clave únicamente al

usuario.

C) Proporcionar al usuario elementos que le permitan comprobar las operaciones

realizadas, de los cuales al menos uno deberá ser sin costo para los clientes.

D) Proporcionar al usuario elementos que le permitan identificar claramente el

motivo de una operación no aceptada, salvo en los casos en que se deban

respetar requisitos de confidencialidad establecidos legalmente.

E) Informar al usuario sobre los principales riesgos a que está expuesto al utilizar

el instrumento electrónico y proporcionarle recomendaciones sobre cómo debe

protegerse para mitigar los mismos.

F) Informar el procedimiento que deberá seguir el cliente para efectuar la

notificación de robo o extravío del instrumento.

G) Garantizar la existencia de medios adecuados para realizarla y acreditar que

dicha notificación ha sido efectuada. A estos efectos, el emisor (o la entidad por

él indicada) proporcionará al usuario un número que identifique su denuncia y

señalará la fecha y hora de la misma. Los medios para efectuar la notificación

deberán operar todos los días del año, durante las veinticuatro horas.

H) Demostrar, en caso de un reclamo del usuario en relación con alguna

transacción efectuada, y sin perjuicio de cualquier prueba en contrario que el

usuario pueda producir, que la transacción ha sido efectuada de acuerdo con

los procedimientos acordados con el cliente y no se ha visto afectada por un

fallo técnico o por cualquier otra anomalía.

I) Establecer medidas que permitan garantizar razonablemente la seguridad del

sistema en que opera el instrumento, que incluyan metodologías de

autenticación asociadas a los riegos de los distintos tipos de transacciones y

niveles de acceso para asegurar que las operaciones realizadas en el mismo

sean las efectuadas por las personas autorizadas. Asimismo, dicho sistema

deberá permitir resguardar fechas y horas de las operaciones, contenidos de

los mensajes, identificación de operadores, emisores y receptores, cuentas y

montos involucrados, terminales desde las cuales se operó, entre otros.

J) Velar por el correcto funcionamiento del sistema, y la prestación continua del

servicio, en circunstancias normales.

K) Anular del sistema a los instrumentos electrónicos el día en que pierdan validez

(por vencimiento o por decisión de las partes conforme a los términos del

contrato).

L) Determinar los medios y formas por los cuales la institución se podrá comunicar

con el cliente, indicándole, de ser el caso, que la institución nunca le solicitará

que revele sus claves de identificación personal bajo ninguna circunstancia ni

por ningún medio.

LL) Custodiar y guardar reserva de los datos del usuario de acuerdo a los principios

de legalidad, veracidad, finalidad, previo consentimiento del informado,

seguridad, reserva y responsabilidad consagrados por la Ley Nº 18.331, de 11

de agosto de 20083.

Si el usuario no recibiera el estado de cuenta y optó por el pago de su envío, no se

configura la mora del deudor, pudiendo abonar el monto adeudado de acuerdo al resumen

mensual sin sanción alguna.

Artículo 24.- El emisor será responsable frente al usuario de un instrumento

electrónico entre otras, de las siguientes circunstancias:

A) Las operaciones efectuadas desde el momento en que recibe la notificación del

cliente del robo, extravío o falsificación del instrumento electrónico, o de su

clave personal. El emisor no será responsable si prueba que las operaciones

realizadas luego de la notificación fueron realizadas por el usuario o los

autorizados por éste.

B) Todos los importes imputados en la cuenta del cliente por encima del límite

autorizado, con independencia del momento en que éste realice la notificación

del robo, extravío o falsificación.

C) El emisor no será responsable si prueba que estas operaciones por encima del

límite autorizado fueron realizadas por el usuario o los autorizados por éste.

D) Todos los importes imputados en la cuenta del cliente que se originen por el

mal funcionamiento del sistema o por fallas en su seguridad, y no sean

atribuibles a incumplimientos de las obligaciones del usuario.

Artículo 25.- Serán válidos todos los mecanismos legales que sirvan a efectos de

documentar la obligación del usuario. A tales efectos la firma electrónica al amparo de la

Ley Nº 18.600, de 21 de setiembre de 20094, así como el código de identificación personal

serán medios idóneos a efectos de constituir la obligación de pago del usuario frente al

proveedor. Son obligaciones del usuario del instrumento electrónico entre otras:

A) Utilizarlo de acuerdo con las condiciones del contrato.

3 Ley de protección de hábeas data.

4 Ley de firma electrónica.

B) Modificar y actualizar el código de identificación personal ("password", "PIN") u

otra forma de autenticación asignada por el emisor, siguiendo las

recomendaciones otorgadas por éste.

C) No divulgar el código de identificación personal u otro código, ni escribirlo en el

instrumento electrónico o en un papel que se guarde con él. Además, deberá

tomar las medidas adecuadas para garantizar su seguridad.

D) Guardar el instrumento electrónico en un lugar seguro y verificar

periódicamente su existencia.

E) Destruir los instrumentos electrónicos vencidos o devolverlos al emisor.

F) No digitar el código de identificación personal en presencia de otras personas,

aun cuando pretendan ayudarlo, ni facilitar el instrumento electrónico a

terceros, ya que el mismo es de uso personal.

G) Informar al emisor, inmediatamente al detectarlo, sobre:

• El robo o extravío del instrumento electrónico.

• Aquellas operaciones que no se hayan efectuado correctamente.

• El registro en su cuenta de operaciones no efectuadas.

• Fallos o anomalías detectadas en el uso del servicio (retención de

tarjetas, diferencias entre el dinero dispensado o depositado y lo

registrado en el comprobante, no emisión de comprobantes, etcétera).

H) No utilizar los dispositivos del sistema cuando se encuentren mensajes o

situaciones de operación anormales.

I) No responder a intentos de comunicación por medios y formas no acordados

con el emisor.

CAPÍTULO IV

DEL PAGO Y LOS INTERESES

Artículo 26.- El monto del pago mínimo deberá cubrir, al menos:

A) La totalidad de los intereses devengados hasta la fecha prevista para efectuar

dicho pago mínimo.

B) La totalidad de los cargos por uso y mantenimiento de la tarjeta imputados en el

estado de cuenta de ese mes.

C) Un porcentaje prefijado, acordado con el usuario, del capital adeudado (saldo

anterior más compras del mes), de forma tal que realizando únicamente los

pagos mínimos la deuda se cancele en un período razonable.

Artículo 27.- En la información a proporcionar mensualmente a los usuarios el emisor

deberá informar:

A) La fecha de cierre o período que comprende la información y la fecha de

vencimiento del pago.

B) El monto del crédito autorizado y el límite disponible con indicación de la

moneda que corresponda y la cantidad de cuotas.

C) La fecha, descripción e importe de cada una de las operaciones efectuadas.

D) Las tasas de interés (compensatorio y de mora) aplicadas en el período.

E) Todo otro cargo pactado por cualquier concepto, con indicación de su carácter

de obligatorio u optativo, siempre que el cliente estuviera debidamente

informado del monto del mismo.

F) Los tributos que hubiere.

G) Un cuadro en el que aparezcan, con la misma relevancia:

i) El monto del Pago Contado (aquel que cancela la totalidad de la deuda).

ii) El monto del Pago Mínimo.

iii) El monto de intereses (intereses que se devengaren a la fecha de

vencimiento del estado de cuenta, en caso que no se efectúe ningún

pago).

iv) El monto del impuesto al valor agregado sobre los intereses.

v) El monto del Pago a Crédito (monto que adeudará el tarjetahabiente a la

fecha de vencimiento del estado de cuenta, en caso que no se efectúe

ningún pago), que equivale a la suma de los apartados i), iii) y iv).

H) Formas de pago.

I) Indicación del monto y fecha del último pago realizado en caso de saldos

pendientes.

J) La tasa de interés compensatorio que corresponda a cada alternativa de

financiación.

k) La tasa de interés compensatorio y de mora que rigen para el período de

facturación siguiente al de las compras informadas en el estado de cuenta.

L) Una nota aclaratoria, con un vínculo desde el cuadro donde se indica el pago

mínimo, advirtiendo que realizar únicamente los pagos mínimos aumentará

significativamente el tiempo que llevará pagar la deuda, además de costar más.

M) La fecha del próximo vencimiento del estado de cuenta.

N) Una constancia, en el estado de cuenta del mes anterior a que se proceda al

llenado del título valor incompleto señalando la fecha en que será completado

en caso que el usuario no cancele el saldo adeudado o no acuerde una forma

de pago antes de esa fecha.

Ñ) Las tasas de interés deberán expresarse en términos efectivos anuales con

todos los impuestos incluidos. Todo cargo a incluir en el estado de cuenta

deberá haber sido expresamente pactado e informado en forma previa al

cliente con indicación de su importe y motivo de cobro.

O) Los estados de cuenta se deberán remitir al cliente con una periodicidad

mensual, salvo indicación expresa en contrario del cliente. Si no existen

compras, intereses, cargos ni adeudo alguno en el período de facturación, no

será necesario el envío del estado de cuenta impreso y en caso de enviarse, el

mismo será sin costo para el cliente.

Artículo 28.- Será considerada como práctica abusiva, el exigir por parte del emisor

respecto del usuario, la suscripción de un vale en blanco, siempre que se trate de una

relación de consumo , no rigiendo para este último lo previsto en los artículos 4º y 61 del

Decreto-Ley Nº 14.701, de 12 de setiembre de 1977.

El saldo deudor en cuenta corriente a una fecha determinada, debidamente

certificado por el emisor y notificado al usuario, constituirá título ejecutivo de acuerdo a lo

establecido en el artículo 353 del Código General del Proceso.

Artículo 29.- De acuerdo con lo que establece la Ley Nº 18.212, de 23 de setiembre

de 20115, en la utilización de tarjetas de crédito emitidas con finalidad de consumo

personal o familiar, las compras de bienes y servicios realizadas entre dos fechas

consecutivas de cierre del estado de cuenta, no devengarán intereses entre la fecha de

compra o de imputación de gastos en cuenta y la del primer vencimiento del estado de

cuenta posterior a la misma, cuando el tarjetahabiente optara por cancelar el total del

saldo del estado de cuenta en la fecha de vencimiento. En este caso se entenderá que se

ha usado la tarjeta como tarjeta de compra.

Artículo 30.- Los intereses compensatorios o financieros se computarán:

A) Sobre los saldos financiados entre la fecha de vencimiento del resumen

mensual actual y la del primer resumen mensual anterior del que surja el saldo

adeudado.

B) Entre la fecha de la extracción dineraria y la fecha de vencimiento del pago del

resumen mensual.

C) Desde el vencimiento hasta el pago cuando se operasen reclamos

injustificados y el rechazo del mismo por el emisor, fuese aceptado por el

usuario.

CAPÍTULO V

DEL ADICIONAL, EXTENSIÓN O BENEFICIARIO

Artículo 31.- El titular de la tarjeta de crédito podrá solicitar para terceros extensiones

de su tarjeta que se denominarán "adicionales". El titular será el único responsable con su

patrimonio, de los saldos deudores generados por éstos.

Artículo 32.- El emisor estudiará en cada caso si procede o no dicha solicitud,

pudiendo solicitar al titular de la tarjeta, garantías adicionales que respalden la operativa

en la medida de que la misma implica una ampliación del crédito.

Artículo 33.- El titular será responsable solidario por las deudas de las tarjetas

adicionales que hubiera autorizado. Los titulares de dichas tarjetas adicionales no serán

responsables bajo ningún concepto de lo adeudado por el titular de la tarjeta original.

Artículo 34.- El emisor no podrá una vez otorgada la extensión de la tarjeta al

adicional, hacer suscribir a este último ningún tipo de documentación que lo constituya en

responsable de las deudas del titular, configurándose ésta, de verificarse, una práctica

abusiva.

CAPÍTULO VI

DE LA AUTORIDAD COMPETENTE Y DE LAS SANCIONES ANTE EL

INCUMPLIMIENTO

Artículo 35.- Serán competentes, en materia de control, funcionamiento y sanciones,

la Comisión de Defensa de la Competencia y el Banco Central del Uruguay sin perjuicio

de las facultades de contralor y sanción por parte del Área de Defensa del Consumidor del

Ministerio de Economía y Finanzas cuando se trate de denuncias o reclamos efectuados

por el usuario de la tarjeta a cuyos efectos rige lo dispuesto por la Ley Nº 17.250, de 11 de

agosto de 2000.

5 Ley de usura.

Artículo 36.- Las disposiciones de la presente ley son de orden público.

El Poder Ejecutivo reglamentará la presente ley.

Montevideo, 18 de noviembre de 2011.

DANIEL PEÑA FERNÁNDEZ

REPRESENTANTE POR CANELONES

JAVIER GARCÍA

REPRESENTANTE POR MONTEVIDEO

MARIO SILVERA

REPRESENTANTE POR TREINTA Y TRES

PEDRO SARAVIA FRATTI

REPRESENTANTE POR CERRO LARGO

MIGUEL OTEGUI

REPRESENTANTE POR PAYSANDÚ

MARIO GARCÍA

REPRESENTANTE POR LAVALLEJA

JOSÉ CARLOS CARDOSO

REPRESENTANTE POR ROCHA

GONZALO NOVALES

REPRESENTANTE POR SORIANO

DANIEL MAÑANA

REPRESENTANTE POR RÍO NEGRO

JORGE GANDINI

REPRESENTANTE POR MONTEVIDEO

PABLO DÍAZ ANGÜILLA

REPRESENTANTE POR MONTEVIDEO

RODOLFO CARAM

REPRESENTANTE POR ARTIGAS





EXPOSICIÓN DE MOTIVOS



El sistema de tarjetas de crédito constituye hoy en día un sistema complejo donde

coexisten un cúmulo de relaciones jurídicas que son necesarias para el funcionamiento

del mismo y que al mismo tiempo carecen de regulación.

Producto de la falta de un marco jurídico claro, es que los acontecimientos de la vida

comercial de los últimos años han puesto de manifiesto las carencias de un sistema que

se ha convertido en imprescindible tanto para usuarios, como para comerciantes. Por un

lado sustituye a la moneda, difiere los pagos y posibilita planificar la compra de bienes y

servicios, por otro lado es una solución que se ha masificado e internacionalizado lo que

permite al comercio incrementar sus ventas y ofrecer distintos esquemas de pago de los

bienes y servicios en su circulación.

Este sistema hoy se encuentra en manos de pocas empresas administradoras, que

han integrado a las instituciones de intermediación financiera para que contacten a

usuarios en forma masiva y por otro lado, éstas contactan a los comercios adheridos,

fijando las condiciones y aranceles en contratos particulares, de adhesión con cláusulas

predispuestas.

El emisor y el administrador por su parte juegan frente al usuario y el comercio el rol

de organizadores del sistema, recibiendo el pago de los usuarios, efectuando el pago a

los proveedores y estableciendo las reglas generales a los que unos y otros deberán

ajustarse para que el sistema funcione correctamente.

El emisor y el administrador poseen dentro del sistema entonces una enorme

responsabilidad, entes pagadores, administradores del sistema y proponentes del negocio

jurídico tarjeta de crédito.

El contrato tiene rasgos generales dentro de los cuales encontramos topes máximos

por operación de la tarjeta que se trate, determinación de tipo y monto de comisiones,

intereses y cargos administrativos de cualquier tipo, plazos para presentar las

liquidaciones, obligación del proveedor de consultar previamente sobre la vigencia de la

tarjeta y brindar seguridad a los sujetos involucrados en el sistema.

La tarjeta de crédito debe ser para el comercio facilitador del mismo, sin perder de

vista que el negocio principal es del comercio y no del sistema de pagos que solo debería

facilitar, y ayudar a desarrollar. En definitiva permitir incrementar las ventas masivamente,

y darle la posibilidad a quien no detenta efectivo y quiere diferir los pagos de comprar en

mejores condiciones.

Las tarjetas de crédito han creado un sistema cuyos contratos de adhesión fijan en

general en forma corporativa y concertada las condiciones a los comercios adheridos;

esto es aranceles y plazos, de forma tal que no existen en el mercado posibilidades de

prescindir del sistema de pagos ni tampoco variar las condiciones de venta de bienes o de

servicios .

Es necesario por tanto proceder a la regulación de un cúmulo de relaciones jurídicas

nuevas que se traban hoy día generando seguridad jurídica para todo el sistema.

Nos enfrentamos ante un sistema, donde encontramos una serie de individuos que

se han ido integrando al mismo y que no estaban incluidos dentro de la concepción básica

de su creación. En efecto nos encontramos hoy al analizar las distintas relaciones

jurídicas que se traban, con contratos conexos y nuevos actores que se han integrado de

tal forma que su actividad es básica en algunos sectores de actividad, para que el sistema

funcione.

En primer término, el emisor; hoy nos enfrentamos a las entidades administradoras,

que no siempre coinciden con las entidades emisoras, cuando éstas son entidades de

intermediación financiera. En este aspecto señalamos que podemos encontrar que no

necesariamente coinciden quien autoriza la compra, quien contacta el comercio adherido

y quien emite la tarjeta de crédito.

En segundo lugar el concepto inicial de usuario también ha sufrido variaciones, ya

que encontramos la figura del "adicional" que no necesariamente es quien establece el

vínculo contractual inicial con el emisor.

Finalmente el proveedor de bienes o de servicios no siempre actúa directamente,

sino que lo hace a través de intermediarios en las ventas, que son quienes establecen el

vínculo contractual con el usuario, pero que al mismo tiempo carecen de vínculo

contractual con el emisor o administrador para el caso concreto , y son quienes solicitan la

autorización respectiva para realizar la venta al usuario y controlan además los extremos

que convalidan la aceptación del vale, como corroborar la firma, los datos, etcétera.

Indudablemente este cúmulo de relaciones nuevas no han sido contempladas por lo que

la problemática se ha diversificado provocando en algunos casos y en determinados

sectores de actividad, verdaderas crisis del sistema, causando daños de desestabilización

y falta de confianza.

El emisor en tanto organizador de sistema tiene como obligación la de brindar

seguridad a todos los actores, usuarios, proveedores y posibles terceros que sin haber

adherido pueden participar en actividades de intermediación por y para los actores del

sistema.

Uno de los aspectos medulares del sistema lo constituye la fijación de aranceles

elevados y diferenciados por sector de actividad por parte de los emisores a los

comerciantes.

Si bien debe promoverse la libertad de competir, el contrato de tarjeta de crédito ha

adquirido tal magnitud que en primer término los comerciantes no pueden prescindir del

mismo; en segundo lugar de hacerlo no tienen mecanismos sustitutos y por tanto deben

aceptar las condiciones que se les imponen siendo para el comercio minorista, una gran

desventaja debido a la imposibilidad de negociar las mismas.

Entendemos entonces que por la importancia del sistema, cualquier distorsión afecta

seriamente el interés general; por tanto lejos de ser un tema entre privados, y por ser

sustitutivo de la moneda, el arancel debe necesariamente ser regulado por el Estado

quién además debe velar porque no exista desigualdad en la contratación y que las

prácticas que se empleen no perjudiquen la competencia.

La importancia de la actividad empresarial, la defensa de la competencia y del

consumo, hacen necesario establecer pautas generales que regulen todos los aspectos

de este sistema.

Por todo lo expuesto, se eleva para su consideración, el presente proyecto de ley.

Montevideo, 18 de noviembre de 2011.





DANIEL PEÑA FERNÁNDEZ

REPRESENTANTE POR CANELONES

JAVIER GARCÍA

REPRESENTANTE POR MONTEVIDEO

MARIO SILVERA

REPRESENTANTE POR TREINTA Y TRES

PEDRO SARAVIA FRATTI

REPRESENTANTE POR CERRO LARGO

MIGUEL OTEGUI

REPRESENTANTE POR PAYSANDÚ

MARIO GARCÍA

REPRESENTANTE POR LAVALLEJA

JOSÉ CARLOS CARDOSO

REPRESENTANTE POR ROCHA

GONZALO NOVALES

REPRESENTANTE POR SORIANO

DANIEL MAÑANA

REPRESENTANTE POR RÍO NEGRO

JORGE GANDINI

REPRESENTANTE POR MONTEVIDEO

PABLO DÍAZ ANGÜILLA

REPRESENTANTE POR MONTEVIDEO

RODOLFO CARAM

REPRESENTANTE POR ARTIGAS


 
Últimos proyectos











 
 
Recomienda esto

 
.: www.josecarlos.com.uy :. Web Oficial del Diputado José Carlos Cardoso del Partido Nacional por el Departamento de Rocha
Inicio | Biografía | Proyetos | Parlamento | Actuación | Escuhar Audiciones | Galería de Fotos | Artículos Periodísticos | Agrupación Lista 71 | Comunicados | |