Opina sobre este tema

Nombre
e-mail
Procedencia
Opinión o sugerencia

 
Rocha,

Exposición del Senador José Carlos Cardoso acerca de la Formación Docente en el Uruguay

13/09/2007

EXPOSICIÓN DEL Senador JOSÉ CARLOS CARDOSO EN LA SESIÓN DEL PASADO 12 DE SETIEMBRE DE 2007 EN EL SENADO DE LA REPÚBLICA ACERCA DE LA FORMACIÓN DOCENTE EN EL URUGUAY.



El Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) está preparando una reformulación de los planes en materia de formación docente para ponerlos en marcha en el año 2008. En este proceso, lamentablemente, no ha participado una de las áreas de formación docente que sin duda ha tenido un impacto muy importante en el desarrollo de esta profesión y me refiero a los Centros Regionales de Profesores (CERP).

Cabe recordar que esta estrategia comenzó a partir de la gestión presidida por el Sociólogo Germán Rama en medio de un gran debate político y en tiempos de propuestas en torno a la reformulación en materia educativa. Podría decirse que comenzó siendo casi una quijotada, porque descentralizar la histórica gestión del IPA para llevarla al interior del país era un desafío impensable para el Uruguay de ese momento. Muchos auguraron el desastre y muchos auguraron también una formación de profesores limitada, pues habría profesores de segunda, formados en el interior, y profesores de primera recibidos en Montevideo. Sin embargo, el paso del tiempo –estos diez años de formación docente en los CERP–, ha demostrado lo contrario: que esta estrategia funcionó y que fue bien dotada en cuanto a su estructura, lo que queda claro en el hecho de que no fue en vano darle a los CERP en lugar de horas docentes, cargos docentes y se becas a los estudiantes.

Asimismo, se cumplió con una estrategia que resolvió el gran desafío de decidir quiénes iban a dar clase en estos institutos, qué profesores y qué calidad de docentes habría para formar y enseñar a profesores. Fue así que terminamos teniendo en los departamentos de Salto, Colonia, Maldonado y Rivera, así como en Atlántida, un nivel técnico y un nivel de egresos realmente muy relevantes. Así fue evaluado por los propios docentes de los CERP y, a pesar de que muchos de ellos habían cuestionado este proceso desde el comienzo, se pronunciaron con una gran honestidad intelectual y elaboraron documentos que hoy demuestran que este sistema ha sido más que bueno.

Lamentablemente, el actual CODICEN y las autoridades de formación docente están en otro camino. Tanto es así, que se está hablando de reinstalar y de plasmar una especie de universalización de la formación docente, similar al modelo IPA. De este modo, en mi opinión, estaríamos yendo marcha atrás en esta estructura. Es más, hay documentos elaborados por los propios profesores de los institutos -y estudiantes que se están movilizando por este tema-, debido a que el CODICEN no les ha habilitado otro ámbito de representación y sólo tienen el de las Asambleas Técnico Docentes (ATD). Tan así es, que ni siquiera los ha convocado para estudiar la reformulación que, como dije antes, se pondrá en marcha a partir del año 2008; solamente han tenido la oportunidad de concurrir a entrevistas y plantear su posición, pero no han podido participar de manera efectiva.

Por todas estas razones, consideramos que ha llegado el momento de hincarle el diente en serio al tema de la formación docente en el Uruguay, a los efectos de avanzar hacia un proceso que lleve a que el título sea de carácter universitario. En los hechos, los maestros tenemos un título, diría, extraño, nuestro título en el Uruguay no se reconoce para realizar un posgrado. Si un docente solicita el ingreso a la Universidad de la República para hacer un posgrado, ésta no le reconoce el título, pero si se dirige a una universidad europea, está habilitado para hacer la carrera que desee.

Ha llegado el momento, entonces, de que este proceso de cambio culmine con una formación docente descentralizada como la que tenemos actualmente, con institutos en todo el país y con un nivel académico como el que tiene, pero con un título que sea efectivamente reconocido, sobre todo porque es similar a los niveles académicos universitarios. A esos efectos, bastaría la implementación de ajustes mínimos en el formato de los cursos que hoy se imparten, entre otras cosas, porque en los CERP también hay investigación, elemento imprescindible para que el título tenga carácter universitario. De modo que tenemos una estructura curricular que da la posibilidad de avanzar hacia un proceso que nos lleve a tener un título universitario docente.

El Gobierno ha manifestado que va a proponer una nueva ley de educación. Ojalá sea esta una oportunidad para incluir este tema, no porque la ley vaya a resolver los problemas, pero sí para poner sobre la mesa un asunto tan relevante, como es el de la formación docente en el Uruguay, que desde hace varias generaciones ha tenido muy preocupadas a todas las autoridades. Recuerdo cuando el profesor Rama expresaba: “¿Cómo creen ustedes que la matemática va a andar bien a nivel del liceo si solamente el 3% de los profesores son titulados y el 97% restante no lo es?”. Por cierto, esto se ha corregido, pues en estos diez años han egresado de los institutos del interior varios miles de profesores titulados, con un nivel técnico y académico muy relevante.

Este empuje que está dando hoy la Administración para la concreción de la reformulación de la carrera docente y este anuncio de que habrá un nuevo plan a partir del año 2008 –cuando aún no se evaluó el del año 2005-, obviamente nos preocupa mucho, pues al pretender poner en marcha nuevos planes educativos sin haber evaluado y revisado suficientemente los vigentes, se pueden seguir cometiendo los mismos errores del pasado. Por lo tanto, este es el momento de poner en marcha una real modificación al sistema actual, de modo de alcanzar el título universitario, de mantener los principios básicos de descentralización en la formación docente de nuestro país, de despejar las dudas que hemos tenido sobre la carrera docente durante mucho tiempo y de alentar a que esta carrera tenga no solamente un nivel académico relevante, sino también un nivel de remuneración atractivo, que lleve a que muchos uruguayos busquen en la docencia una alternativa de trabajo verdadera.



Queremos expresar nuestra preocupación por el estado en que hoy en día -en setiembre del año 2007- se está evaluando, analizando y completando un cambio en la formación docente en el Uruguay, sin tener en cuenta la opinión de quienes trabajan en la parte más sustancial de la misma, que son los Centros Regionales de Profesores. A través de los mismos, han hecho público que tienen preocupaciones, escuchan rumores y no conocen cabalmente el plan de futuro que existe para ellos. Además, hay noticias preocupantes con respecto a algunos de los cambios a que se sometería a esos CERP, reduciendo su capacidad de gestión y uniformizándolos con una estrategia como la del IPA que, obviamente, también tendrá que ser reformulada porque servía para otra época, pero no para el Uruguay del siglo XXI.


 
Últimos comunicados











 
 
Recomienda esto

 
.: www.josecarlos.com.uy :. Web Oficial del Diputado José Carlos Cardoso del Partido Nacional por el Departamento de Rocha
Inicio | Biografía | Proyetos | Parlamento | Actuación | Escuhar Audiciones | Galería de Fotos | Artículos Periodísticos | Agrupación Lista 71 | Comunicados | |