Opina sobre este tema

Nombre
e-mail
Procedencia
Opinión o sugerencia

 
Rocha,

¡Ah Mateo! Entre la fuga y el motín

27/10/2008

El día lunes 20 de octubre de 2008, en el diario Ultimas Noticias, se publica un artículo referido a una entrevista realizada al Director del INTERJ del INAU, sacerdote Mateo Méndez, en la que se destaca una de sus opiniones de especiales características; ”Prefiero que el adolescente se fugue a que se amotine”.

El hecho de que el Director del INTERJ emita una opinión tan inconsistente nos lleva a preguntarnos si de esta forma se reafirma el concepto de Autoridad, si ello significa un aporte constructivo en la tarea de “entre todos poner límites”.

Se confirma, en esta opinión, que realizaba una tarea de acompañamiento tratando de evitar que los adolescentes llegaran a la internación. Reconoce que no es fácil generar vínculos con este tipo de adolescentes y que son más agresivos. Sin embargo le parece un mal menor el que se fuguen de sus lugares de atención, que vuelvan a la comunidad con la alta probabilidad de que vuelvan a cometer aquellos actos que los llevaron hasta allí.

Reconoce que estos adolescentes no están en el INTERJ de paseo y de que trata de que tomen conciencia de sus actos.

El razonamiento genera más incertidumbre que ayuda a la eficacia y eficiencia del sistema. De continuar enviando mensajes contradictorios a adultos y adolescentes, todo será peor.

Lo primero que debemos recordar es que cuando un adolescente llega al INTERJ es porque el Juez ha dispuesto su internación con medidas privativas de libertad en mérito a las graves infracciones cometidas como rapiñas, copamientos, homicidios y violaciones. Lo segundo es que en el mismo Código de la Niñez y Adolescencia del Uruguay, en el artículo 92 se establece que “el cumplimiento de las medidas de privación de libertad son responsabilidad exclusiva, irrenunciable e indelegable del Estado”. Por lo tanto debemos destacar que no se justifica, no es aceptable establecer una dicotomía, “prefiero una cosa menos mala a otra peor”.

Ambas situaciones son responsabilidad del Estado, responsabilidades indelegables: a) evitar, prevenir los posibles motines y de realizarse, tomar las medidas del caso; y b) tomar conciencia de que no deberían fugarse; porque el cumplimiento de la medida de privación de libertad dispuesta por el Juez es responsabilidad exclusiva del INAU.



Cuando un adolescente o un adulto reciben mensajes de parte de jerarcas que muestran contradicciones tan notorias nos llevan indefectiblemente a una pérdida de confianza.

Por eso lo del principio: los límites los ponemos entre todos, partiendo de una clara noción sobre el ejercicio responsable de la Autoridad y de asumir las responsabilidades legales, establecidas claramente en el propio Código de la Niñez y Adolescencia.

He sido contrario a la reducción de la edad de imputabilidad y ví con buenos ojos la llegada de este sacerdote al INTERJ, fundamentalmente por sus antecedentes, pero ahora con la responsabilidad pública que tiene, distinta que la anterior las cosas son también distintas. Esta opinión está guiada por la ética de nuestra responsabilidad compartida en el grave problema de los jóvenes que infringen las normas, y es nuestro deseo de que la actual Autoridad del INTERJ, logre, al fin, mitigar los problemas que históricamente han rodeado a los jóvenes atendidos por el Estado.



José Carlos Cardoso


 
Últimos Artículos











 
 
Recomienda esto

 
.: www.josecarlos.com.uy :. Web Oficial del Diputado José Carlos Cardoso del Partido Nacional por el Departamento de Rocha
Inicio | Biografía | Proyetos | Parlamento | Actuación | Escuhar Audiciones | Galería de Fotos | Artículos Periodísticos | Agrupación Lista 71 | Comunicados | |