Opina sobre este tema

Nombre
e-mail
Procedencia
Opinión o sugerencia

 
Rocha,

Con los dictadoresse habla en secreto

20/06/2008

Con los dictadores se habla en secreto



Vázquez se reunió secretamente con Fidel Castro.

Nadie sabe donde vive el dictador. Está escondido. Tiene temor de que lo vean y de que sepan donde vive.

Como ha dicho Rivero en estos días, Vázquez se sentó en el sillón del carcelero, pero no recibió a la disidencia política ni a los líderes estudiantiles que esperaban ser escuchados. Seguro que Vázquez nunca sintió esa necesidad en su sangre. En nuestra dictadura, trabajaba como médico sin problemas.

Otros uruguayos sí valoran y recuerdan la importancia de que una autoridad democrática que visita un país en dictadura los escuche.

La recordada visita del Rey de España al Uruguay es un ejemplo.

El episodio de De Gaulle en Canadá, Vázquez lo usó mal. De Gaulle arriesgó y fue a Québec, atendió la disidencia aunque al final le suspendieron la visita y De Gaulle es De Gaulle, un grande y Francia es Francia, enorme; democráticos ambos; en cambio Vázquez fue, esta semana, una figura pequeña, muy pequeña.

Vázquez fue acompañado en su visita por los adoradores del comunismo, Marina Arismendi entre otros. Los que durante décadas engañaron y mintieron descaradamente acerca de las supuestas “bondades del régimen”. Para ellos Castro es un ícono y quizás bajo esa influencia Vázquez entendió que esa visita de Estado tenía más relevancia si se reunía con el dictador.

Lamento decirlo, pero no me representó. En ese momento y por esa circunstancia no lo sentí el Presidente de mi país, como sí lo siento -aún en la discrepancia- todos los días.

Lo sentí lejos, muy lejos de la vida democrática, y cerca muy cerca del terrorismo de Estado que ha practicado el comunismo en Cuba durante 50 años.

Muchos muertos, muchos encarcelados injustamente, muchos detenidos y torturados, muchas faltas de libertades, muchas restricciones de todo tipo, solo y únicamente para tener el poder y exportar la revolución antidemocrática.

Cuando visitamos a las Damas de Blanco, o nos reunimos en nuestra visita a la isla con Payá, Roca o Marta Beatriz, sentimos que es una necesidad contar lo que les pasa, de informar por los presos, de denunciar la injusticia. Los escuchamos, solo eso, y lo agradecieron.

Pero, claro…para algunos hay presos y presos, desaparecidos y desaparecidos, muertos y muertos, perseguidos y perseguidos, torturados y torturados.

Los de ellos y los de los otros. Los propios importan, los otros no.

Deleznable forma de hablar de Derechos Humanos.



José Carlos Cardoso


 
Últimos Artículos











 
 
Recomienda esto

 
.: www.josecarlos.com.uy :. Web Oficial del Diputado José Carlos Cardoso del Partido Nacional por el Departamento de Rocha
Inicio | Biografía | Proyetos | Parlamento | Actuación | Escuhar Audiciones | Galería de Fotos | Artículos Periodísticos | Agrupación Lista 71 | Comunicados | |