Opina sobre este tema

Nombre
e-mail
Procedencia
Opinión o sugerencia

 
Rocha,

No olvidar a Hugo Cores

20/12/2006

NO OLVIDAR A HUGO CORES



Para todos aquellos que “han olvidado que cosas pasaron, o que simplemente no saben lo que en realidad pasó”, queremos compartir algunos textos obtenidos de documentación del año 1978, que desapareció del dominio público.

“La mas reciente- pero de ningún modo, tampoco la última- tentación de reavivar el terror en Uruguay fue proyectada en el curso de 1976 por dirigentes del OPR-33, del FRT y del MLN-T refugiados en la Argentina, donde, al amparo de las condiciones de la subversión que atraviesa el país hermano, continuaron su tarea de depredación y delito.

Mediante rapiñas, asaltos y especialmente el secuestro del acaudalado industrial Federico Hart, por cuyo rescate obtuvieron 10 millones de dólares, comenzaron la elaboración de un ambicioso plan para retornar al campo de sus pasadas fechorías en el Uruguay a base de tan módico como cómodo financiamiento. (1)

El Plan y la parte que de él alcanzaron a ejecutar, pueden síntesis describirse así:

La idea central consistía en imponer subrepticiamente la imagen de un nuevo y supuesto partido político redentor del pueblo uruguayo, el PVP, Partido por la Victoria del Pueblo, previo desencadenamiento de una ola de atentados y crímenes propicios para el resurgimiento de la violencia y la guerrilla, mediante golpes de mano diseñados en Buenos Aires, ejecutados en el Uruguay por comandos que de inmediato retornarían al vecino país y que luego serían presentados, a través de una gran red de propaganda y publicidad internacional a la opinión pública extranjera como explosión de la incontenible disconformidad del pueblo uruguayo contra el Gobierno y las FF.AA. opresores tiránicos y despiadados de los derechos humanos y la libertad.

En una casa rodante expresamente adquirida por la organización, empezaron por trasladar a Uruguay una célula que, en la temporada turística de 1975, ensayó varios atentados en Punta del Este, que en definitiva resultaron fallidos ( incendios de bosques, colocación de explosivos en el Hotel San Rafael, en el conjunto residencial Arcobaleno, en un centro nocturno de diversión y en el tanque de combustible en que se proveen las embarcaciones en el Puerto del mencionado balneario, etc).

En una segunda entrada al país, con la misma casa rodante, por el puerto de Colonia, los sediciosos que en ella viajaban fueron detenidos y sus declaraciones permitieron extraer las pistas que condujeron finalmente al desbaratamiento de toda la operación.

En Buenos Aires realizaban autosecuestros, denunciándolos después a las autoridades argentinas, mientras los secuestrados pasaban a ejecutar las actividades clandestinas proyectadas en el Uruguay.

En diversos diarios de Montevideo y otros medios de publicidad insertaron avisos de un inexistente jabón de tocador “Vilox”, que pronto aparecería e n la plaza, con la fragancia de las mas nobles maderas de Oriente, por la victoria, por una nueva manera de vivir y otros slogans publicitarios similares subliminalmente alusivos al PVP, a las excelencias de sus integrantes, como lo mas representativo y selecto de los orientales, y al significado de su triunfo para el pueblo.

Todas estas insinuaciones conceptuales podían ser condensadas simbólicamente en la divisa del PVP, encubierta en el supuesto producto “Vilox”, consistente en un contorno en negro del Uruguay, teniendo en el centro una “V” y una “X” blancas.

El día señalado para desatar la ola de crímenes y atentados sería echa conocer a los adeptos a la organización y del pueblo mediante determinado anuncio en los propios diarios uruguayos. La propaganda del presunto producto Vilox permitiría así, no solo individualizar oportunamente al movimiento revolucionario, sino también recorrer el país, las ciudades y las zonas rurales, realizar los relevamientos necesarios, introducirse en medios de publicidad con inofensiva apariencia, e ir creando un clima popular receptivo del PVP a través de la simbólica expresión “Vilox”, de la cual la “X” significaba por, y la “V” victoria.

En la prensa, en la radio, en la TV, aparecieron así reiteradamente los anuncios de “Vilox”. En oportunidad de las fiestas criollas que tradicionalmente se realizan en Montevideo, en el Prado, durante la semana de Turismo, y en la Vuelta Ciclista del Uruguay, en que un club lució en camisetas, gorros y banderines, como regalo propagandístico de los promotores de “Vilox”, este emblema fue arteramente paseado y exhibido a la población del país.

Entre los asesinatos que pensaban llevar a cabo, los sediciosos planeaban los de un alto jefe de las FF. AA., Ministros de Estado, Embajadores uruguayos y otras conocidas personalidades de actuación pública.

De las sumas robadas una fuerte partida ( 2 millones de dólares) se destinó a contratar espacios publicitarios en importantes órganos de prensa de EEUU y Europa, desprestigiando, económica y políticamente al Uruguay, en artículos y comentarios que elaboraban los propios sediciosos y que luego eran recogidos en folletos y apartados para ser distribuidos en organismos internacionales y otros medios informativos como opiniones emitidas por los aludidos órganos.

Tal lo ocurrido con la revista “Business Week”, dando mérito a que luego se denunciase que Uruguay caería de un momento a otro en cesación de pagos. Y también con la revista norteamericana “Time”, el New York Times y Vanguardia de Barcelona, en cuyos textos y a nombre de Wilson Ferreira Aldunate, logró consignarse que “en Uruguay hay mas de 50.000 presos políticos”.

La organización tenía previsto además entrar en contacto con los periodistas del Washington Post que realizaron la campaña de Watergate, a fin de interesarlos en una serie de denuncias contra el Uruguay, pero esta maniobra quedó interrumpida al ser detenido el grueso de sus miembros que operaban en Uruguay.

Entre los detenidos, 62 personas en total figuraban (se cita en este resumen solo a algunos de los más conocidos actualmente, dada la cobertura que hacen los medios de Montevideo):

-Sara Rita Méndez Lompodio (alias Margarita)

-Gerardo Gatti Acuña (alias santiago, ex integrante de la Federación Anarquista del Uruguay)

-Mauricio Gatti (alias Sebastián, colaborador de Marcha)

-Hugo Cores (alias Anselmo, alias Ledento Krauser, responsable de manejar desde Europa la campaña contra Uruguay, ex integrante de AEBU y del OPR-33)

-León Duarte (alias Avellaneda, integrante del OPR-33 y del sindicato de FUNSA)

Cuando el MLN cae en Uruguay, los escindidos se van a Buenos Aires como PVP para quedar protegidos por Montoneros de Argentina y con ellos participan conjuntamente de atentados y secuestros que les reportan millones de dólares.

Es del caso recordar que en 1974 se forma la Junta Coordinadora Revolucionaria integrada por movimientos sediciosos de Argentina, Chile, Uruguay y Bolivia. Podríamos hacernos una simple pregunta basada “en la feroz represión militar”:

¿y porqué razón debían las Fuerzas Armadas coordinar su accionar para combatirlos, si como se suele decir “ningún sedicioso estaba coordinado y solo eran “jóvenes que pensaban distinto y tenían gran sensibilidad social”?

¿Que era el OPR-33?

Organización Popular Revolucionaria 33 Orientales. De orientación anarquista era el brazo armado de la FAU (Federación Anarquista del Uruguay), que se constituye luego de una escisión del MLN encabezada por Carlos Hebert Mejías Collazo, formando parte de su dirección, además del nombrado Hugo Cores de la AEBU y León Duarte del sindicato de FUNSA.

Entre las acciones figuran: secuestro del Dr. Alfredo Cambón del directorio de FUNSA y CICSA; de Luis Fernández Lladó del directorio del Frigorífico Modelo; de José Pereira González codirector del diario El Día; de Sergio Molaguero; y el muy original de la periodista francesa Michele Ray que era la esposa del director de cine Costa Gavras; el robo de la bandera de los Treinta y Tres Orientales del Museo Histórico Nacional; el robo de armas de los serenos de FUNSA realizado en una ocupación de la fábrica y otras diversas rapiñas para obtener dinero. En la primera aparición pública, este grupo utiliza el nombre de FARO, pero en vista de que el MRO (Movimiento Revolucionario Oriental) sacó su propio grupo armado con esta denominación, se cambian el nombre por el de OPR-33.


 
Últimos Artículos











 
 
Recomienda esto

 
.: www.josecarlos.com.uy :. Web Oficial del Diputado José Carlos Cardoso del Partido Nacional por el Departamento de Rocha
Inicio | Biografía | Proyetos | Parlamento | Actuación | Escuhar Audiciones | Galería de Fotos | Artículos Periodísticos | Agrupación Lista 71 | Comunicados | |