Opina sobre este tema

Nombre
e-mail
Procedencia
Opinión o sugerencia

 
Rocha,

Una maniobra

04/05/2009

Solo así se puede explicar que -sobre la raya, sin ningún aviso previo y sin quejas a la vista- el FA proponga en el Senado modificar la forma de estudio o cotejo de las firmas en un plebiscito. Entregaron las firmas a la Corte Electoral y paralelamente sin la más mínima difusión, proponen “alivianar” el cotejo de las firmas y su correspondiente credencial, ¿raro no?

El sistema da garantías. El FA no se quejó en el plebiscito de ANCAP de la forma en que se estudiaron las firmas. Entonce ¿por qué ahora y en paralelo con la entrega de las firmas esta modificación? Podríamos suponer que las firmas no están. Las atropelladas del cierre final de la campaña demuestran cabalmente la dificultad para conseguir las firmas que permiten plebiscitar la “anulación” (sic) de la ley de Caducidad.

Convencer de querer anular una ley que no quieren derogar en el parlamento, no es tarea fácil.

El cambio en el cotejo de firmas llevaría a que alguien pone un nombre de una persona y una credencial inventada y esa firma se aprueba. El proyecto presentado es el siguiente



Artículo único En los procedimientos de verificación de las adhesiones que se presenten para someter un proyecto de reforma constitucional a plebiscito, ejercer el derecho de iniciativa ante el Poder Legislativo o promover o interponer un recurso de referéndum contra las leyes, la Corte Electoral deberá recurrir al Registro Patronímico Electrónico de la Oficina Nacional Electoral, cuando se detecten inconsistencias, errores u omisiones en las series y números o en los nombres y apellidos estampados en las papeletas correspondientes.



Si dichas inconsistencias, errores u omisiones son subsanados con la información que aporte el registro referido en el inciso primero del presente artículo, las respectivas adhesiones serán objeto de cotejo en sus impresiones digitales o en sus formas, cuando correspondiere, con las que contenga la documentación electoral pertinente. De lo contrario, serán rechazadas antes de de pasar a la etapa de comprobación dactiloscópica.




El proyecto viola dos disposiciones constitucionales muy claras, Literal A), Art. 322: "Habrá una Corte Electoral que tendrá las siguientes facultades, además de las que se establecen en la Sección III y las que le señale la ley: a) Conocer en todo lo relacionado con los actos y procedimientos electorales....".

Por su parte, en el Numeral 5°), Artículo 77: "Toda nueva ley de Registro Cívico o de Elecciones, así como toda modificación o interpretación de las vigentes, requerirá dos tercios de votos del total de componentes de cada Cámara. Esta mayoría especial regirá solo para las garantías del sufragio y elección, composición, funciones y procedimientos de la Corte Electoral y corporaciones electorales".

Veamos ahora como se procede en la Corte Electoral para estudiar las firmas de este como de cualquier plebiscito,

1°) se numeran todas las firmas recibidas y se da el número exacto.

2°) se comienza a ingresar informativamente al sistema, tarea que es realizada por parejas de funcionarios de distinta filiación partidaria (uno firmante y otro no firmante), para asegurar el contralor. En esta etapa se verifica si los actores de la iniciativa, tienen sus inscripciones cívicas hábiles.

Este es el procedimiento que se pretende cambiar, porque hay firmas que se anulan en esta etapa. En efecto, se computarán exclusivamente las firmas acompañadas de la serie y número de la Credencial Cívica. Si se hubiera efectuado uno o varios traslados, se deberá indicar necesariamente la serie y número del último realizado.

La comprobación de que un ciudadano está habilitado, se hace tomando exclusivamente la serie y número indicado por el firmante. Por lo tanto, no se toman en cuenta los siguientes casos: las firmas que no estén acompañadas de la serie y número de la CC del firmante; las que estén acompañadas de una serie y número no vigente, aunque ello sea consecuencia del traslado de la inscripción; las que estén acompañadas de serie y número inhabilitada; las que estén acompañadas de una serie y número que pertenece a persona distinta del firmante; las que pertenezcan a inscriptos que a la fecha de presentación de la iniciativa, no hubieran cumplido 18 años de edad; as que aparezcan con las serie y número enmendada salvo que aparezca salvada por el propio firmante, con el mismo bolígrafo con que asentó sus datos y firma.



En esta etapa, se desechan todos aquellos que al cotejarlos con el padrón de habilitados, hayan completado una adhesión, en que difieran los datos aportados. Ello puede ser producto de un error, pero también puede efectuarse, cuando el firmante fue presionado para que firme, y este buscó una forma de eludir, poniendo mal algunos de los datos de la credencial cívica.

El cambio que se pretende, por un lado, busca desconocer los procedimientos que la Corte Electoral ha aplicado desde hace más de 20 años, y que es la que tiene la competencia de fijar el procedimiento. Además, este mismo procedimiento que ahora se busca cambiar, es lo que ha permitido llevar adelante todos los plebiscitos que el Frente ha querido. Por otro lado, se busca facilitar que los recurrentes contra la ley de caducidad puedan tener más firmas válidas en esta etapa, para llegar a la siguiente que es la confrontación de la firma con la que está en la hoja electoral.



Los cambios en el sistema electoral –y este lo es- deben hacerse con amplias mayorías, ¡Cuidado con ajustar al ritmo del partido gobernante la forma en que los uruguayos deciden electoralmente!



La maniobra debe ser denunciada y rechazada



José Carlos Cardoso


 
Últimos Artículos











 
 
Recomienda esto

 
.: www.josecarlos.com.uy :. Web Oficial del Diputado José Carlos Cardoso del Partido Nacional por el Departamento de Rocha
Inicio | Biografía | Proyetos | Parlamento | Actuación | Escuhar Audiciones | Galería de Fotos | Artículos Periodísticos | Agrupación Lista 71 | Comunicados | |