Opina sobre este tema

Nombre
e-mail
Procedencia
Opinión o sugerencia

 
Rocha,

IVA a la carne vacuna

01/08/2007

SEÑOR CARDOSO (don José Carlos).- Señor Presidente: el Gobierno trajo un proyecto de ley absolutamente político que, lamentablemente, no está pensado para resolver nada.



En la tapa del diario "El Observador" del día de hoy aparece una foto de nuestro Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca cortando un asado, un jugoso y sabroso asado, que no es el que tendrá la rebaja del IVA. El asado que sí tendrá una rebaja del IVA es el que se establece en el literal a) del artículo único de este proyecto de ley, es decir, el asado de diez a trece costillas. El que más o menos conoce de carnes sabe qué tipo de asado es ese; no es el que el Ministro está cortando en la foto que aparece hoy; ese es un asado de costillas del medio; ese es buen asado. El otro asado es de segunda; se trata del asado y la falda. Como bien decía el señor Diputado Trobo, hueso y grasa. Este proyecto podría denominarse: "Rebaja del IVA al hueso y a la grasa".



Voy a hacer un análisis que me parece muy necesario para este debate, en cuanto a cuál es el comportamiento del IVA en el precio de la carne. No puedo creer que el señor Diputado Guarino no haya llamado a representantes de la industria cárnica -él, que es un hombre del interior del país- y preguntado cómo funciona el IVA en la carne. Pregúntenle al Frigorífico Pool cómo distribuye la carne en Melo; pregúntenle al matadero de Melo cómo distribuye la carne y cómo retiene el IVA. En el interior, la carne se distribuye de a media res; se mata al animal y se distribuye de a media res; la media res llega a la carnicería y el IVA ya fue retenido por la industria. El 10% del IVA a esa media res es retenido por la industria, que es la que paga el IVA. Y en realidad no es un 10%, sino más.



¿Cómo hará el carnicero, en el momento de desarmar la res, para rebajar el IVA al asado y a la falda? ¡No tiene forma de hacerlo! La única forma de hacer esto es distribuyendo el asado que la industria tiene en exceso en Montevideo, y que ahora saldrá al interior con ese asado de segunda y con la falda, que está pronta y cortada.



Por lo tanto, si los mataderos del interior quieren distribuir este asado, que otra vez denominarán como "asado del Pepe", tienen que venir a buscarlo acá, porque los mataderos del interior no preparan los cortes, sino que distribuyen la media res. El 60% de los integrantes de esta Cámara son Representantes por algún departamento del interior. ¡Llamen al carnicero para averiguar sobre el IVA en las carnicerías! ¡Pregúntenle a cualquier carnicero! Esto está pensado para la industria que está en Montevideo, para la industria de exportación que tiene excedentes de asado, que lo sacará como un corte pronto y envasado en cajitas; ahí aplicarán una rebaja: de $ 48 pasará a costar $ 39 en el mercado. Esto se agotará rápidamente. Ya vivimos la experiencia del "asado del Pepe"; cuando uno iba a la carnicería y veía un asado bueno, le decían: "Ese no es, es este otro, el de la grasa y el hueso. Ese otro bueno no es".



Además -este es un tema bastante serio-, ¿cuál es el origen del efecto económico que se refleja sobre la carne? ¿Es el invierno? ¿Es la escasez de ganado gordo? ¿Es la escasez de reposición? ¡Eso pasó toda la vida! Desde la época de Hernandarias, en el mes de julio ya hacía frío. Lo que ocurrió este mes es que a la industria, al igual que a los panaderos, le cayó la reforma tributaria.



En Rocha hay un matadero, un frigorífico que fue inaugurado hace menos de un año y que tiene doscientos cincuenta empleados. ¿Saben qué significa en ese frigorífico, en la primera semana del mes de agosto, la reforma tributaria? ¡US$ 58.000 por año de recarga, por concepto de aportes patronales! La industria manufacturera no tenía aportes patronales, pero ahora sí. ¿Qué creen que va a pasar con ese aporte patronal? Se distribuirá en el precio del producto. ¡Es algo tan elemental!



¿Qué pasa con la cuadra de la panadería, con el maestro de pan, con el ayudante de panadero? No se hacían aportes patronales por ellos, pero ahora el panadero tiene que pagar por quien está en la cuadra haciendo bizcochos. ¿Y eso adónde se transfiere? ¡Al precio del producto!



El aumento del precio de la carne está directamente vinculado a la aplicación de la reforma tributaria este mes. Y esto no es nada; esto es política pura; es pura imagen; pura política. En esto no hay nada de seriedad. Seriedad sería suspender por cuatro meses la aplicación del IVA a la carne, en forma global y completa. Ahí sí se bajaría de la industria a la carnicería.



¿Por qué no rebajaron el precio de la aguja sin hueso, que es un corte de segunda, un delantero? Todos sabemos que ese es un corte que tiene carne, que es el que consumen las familias que realmente quieren comer un poco de carne, porque con el corte de aguja -yo soy hijo de una familia muy pobre, ¡eh!- se hace un tuco, ¡se hace comida! ¡Con el asado no se hace comida! El asado es político, el asadito del fin de semana, el asadito de los trabajadores. ¡El asadito es política! ¡Comida es la carne de aguja! Si hubieran rebajado o suspendido el IVA a toda la carne, la aguja -que es la que compran las familias más humildes- también habría bajado. Lo que denominamos puchero de aguja -en el interior sigue siendo con hueso, pero en Montevideo no tiene hueso-, ¿cuánto vale? ¡Ochenta pesos! ¡Ochenta pesitos!

Este es...



(Interrupción del señor Representante Vega Llanes.- Respuesta del orador)



SEÑOR PRESIDENTE (Pintado).- Diríjase a la Mesa, señor Diputado.

La Mesa ampara al señor Diputado José Carlos Cardoso en el uso de la palabra.



Puede continuar el señor Diputado José Carlos Cardoso.



SEÑOR CARDOSO (don José Carlos).- Este es el efecto de la reforma tributaria, que impactó este mes en la carne, en el pan y en los alquileres. Son los tres productos en los que la reforma tributaria entró de lleno. Los alquileres recibieron un impuesto directo, por la reforma tributaria, del 12%; la carne recibió el impacto del aporte patronal -7,5% sobre la industria, que también recibió el sector rural-, y lo mismo sucedió con la industria panificadora. Todos estos costos se reflejan e impactan inmediatamente sobre el precio.



Esta medida, lamentablemente, no resuelve nada. ¿Da para la tapa de los diarios? Da. Da para una foto, da para la frase, para hacer circo. ¡El circo es impecable! La foto de hoy es impecable, pero repito: ese asado de esa fotito no es el que va a bajar. A ese asado no le sacan el IVA. Al que le sacan el IVA es a un asado de segunda, grasa y hueso. A ese sí le sacan el IVA, y a la falda. Todos sabemos qué tipo de carne es la falda. ¡Qué carne bárbara la falda para el más humilde! ¡Una rebaja impresionante!



Este proyecto no tiene el efecto que busca el Gobierno dándole tanta difusión. Es una medida política. Es una medida política para hacer publicidad, diciendo que el Gobierno ha rebajado la carne. La medida efectiva era renunciar a algo de IVA porque, entre otras cosas, en octubre va a haber más novedades.



Vayan preparando lo de octubre. ¿Qué va a pasar en octubre? En octubre cae la devolución a los exportadores y toda la industria frigorífica lo va a sentir. Es la que más va a sentir que se termina la devolución a las exportaciones. Eso va a ser en octubre. Esa devolución era parte del componente del precio. Es así que en octubre vamos a tener otro problema. Y ya no va a estar el frío; van a estar los calorcitos. Ya en octubre va a estar mejor el tiempo, pero ahí vuelven las medidas vinculadas a la reforma tributaria, como ser la eliminación de la devolución de los impuestos a las exportaciones. Y como inteligentemente solo dejaron exentas a las industrias que exporten más del 90%, ninguna empresa de la industria frigorífica estará comprendida, porque ninguna está dentro de ese porcentaje. Toda la industria anda en el entorno del 70%; y el resto es mercado interno. Por lo tanto, toda la industria frigorífica va a recibir un impacto en el mes de octubre, producto de un nuevo crecimiento de la recaudación del Ministerio de Economía y Finanzas, que al no devolver el impuesto a las exportaciones se queda con el fruto de su recaudación. Se nos dice: "No podemos renunciar al IVA entero, que son alrededor de US$ 5:000.000 por mes". El IVA es de US$ 5:000.000 porque se consumen US$ 50:000.000 de carne en el Uruguay. Eso es lo que comemos los uruguayos. Entonces, como el IVA es el 10%, si se suspende ese impuesto, son US$ 5:000.000 menos.



¿Cómo se financia eso? Una forma de financiarlo es con el descuento que viene en octubre, porque no le van a devolver más a la industria frigorífica lo que se le devolvía por concepto de exportaciones. Ahí hay una forma de financiamiento. Estas son medidas más genuinas y no esta de la falda y el asado de segunda sin IVA. Esto no tiene efecto en el interior. No va a pasar nada en las carnicerías que reciben media res. Pregunten a los carniceros si tienen forma de sacar el IVA al asado. No tienen ningún mecanismo para hacerlo. Al recibir la media res ya pagó más de $ 60 el kilo por res. Eso es lo que le cobra el abasto al carnicero cuando le baja la carne en la carnicería. Pesa la carne y cobra $ 60 el kilo; ahí hay $ 6 de IVA. ¿Cómo hace el carnicero? Lo soluciona solamente si incrementa el precio del lomo, pero no se lo vende a nadie más. ¿El carnicero va a hacer esa jugada de mover el IVA adentro, cuando empiece a desarmar la media res? No funcionan así las cosas. La realidad es bastante distinta a este mundo de la política.



SEÑOR GUARINO.- ¿Me permite una interrupción?



SEÑOR CARDOSO (don José Carlos).- Sí, señor Diputado.



SEÑOR PRESIDENTE (Pintado).- Puede interrumpir el señor Diputado Guarino, con la aclaración de que al señor Diputado José Carlos Cardoso le restan cuatro minutos.



SEÑOR GUARINO.- Señor Presidente: cuando escucho hablar al señor Diputado José Carlos Cardoso recuerdo las veces que en el período pasado nos tocaba tener un discurso parecido, y creo que es bueno reflexionar, porque también la carne subía, al igual que otras cosas. Particularmente, la carne subía y muchas veces tomábamos el camino más fácil de decir: "Saquémosle los impuestos". Recuerdo haber hecho planteamientos en ese sentido en la Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca y en el seno de la Cámara. Se nos daban respuestas razonables y muchas veces las entendíamos. Parece que sacar los impuestos no tuviera un costo, pero cuando se saca un impuesto alguien lo está pagando.



Cuando se discutió la reforma tributaria -no voy a entrar en ese tema, por cuestiones de tiempo-, se sabía efectivamente que el tener que volcar aportes patronales iba a tener un efecto, pero seguramente ese 7,5% lo estaban pagando los trabajadores de otras ramas. Seguramente los trabajadores del comercio y de la industria, los desocupados, los jubilados, los pensionistas, estaban pagando el aporte patronal a la industria frigorífica.



No se pretende que esta sea la solución de fondo. De entrada dijimos que hay que estudiar soluciones múltiples, hay que analizar el abastecimiento de carne y otras alternativas, porque el efecto principal no es ese 7,5%, aunque no desconozco que este pueda estar incidiendo en este tema. Por suerte hay una demanda sostenida a precios muy por encima del promedio en el mercado internacional y hoy, para conseguir un novillo a fin de faenarlo para cumplir con los compromisos internacionales, se está pagando arriba de US$ 1,20 el kilo de novillo gordo de buena calidad en pie. Nunca en la historia del Uruguay se había llegado a eso, por más que se ponga el dólar a valores constantes. Eso incide muchísimo más y es una realidad.



En cuanto a los cortes y al reparto, han cambiado las cosas. No sé si el señor Diputado está actualizado, pero sobre el asado ya se hizo una experiencia y hay un camino exitoso, con muchos problemas al principio, pero se lograba hacer una distribución. Efectivamente, estos son los dos cortes que la industria tiene mayores dificultades para distribuir, pero en el propio texto del proyecto se dice: "La exoneración se aplicará exclusivamente en la hipótesis en que los referidos cortes sean realizados en el frigorífico o matadero, y sean remitidos al consumo debidamente individualizados". Les garantizo que en la mayor parte del interior -ni hablar de Montevideo, en donde esto se da casi en su totalidad- ya casi no camina aquello de la media res, porque los cortes ya van hechos y, por lo tanto, no veo que esto sea un impedimento.

Gracias, señor Diputado.



SEÑOR PRESIDENTE (Pintado).- Puede continuar el señor Diputado José Carlos Cardoso, a quien le resta un minuto.



SEÑOR CARDOSO (don José Carlos).- Señor Presidente: ya termino. Utilizaré otro momento del debate para insistir con la forma en que se maneja la carne. Sugiero a todos los Diputados que llamen a los carniceros y les pregunten cómo les llega la carne, inclusive en Montevideo, donde todavía muchos de ellos reciben la media res. Ese sistema todavía sigue funcionando.



La carne en Uruguay, en términos internacionales, es muy barata. El precio internacional de la carne es de entre US$ 12 y US$ 13. En el Uruguay, un buen kilo de pulpa vale US$ 4. Lo cierto es que tenemos que trabajar con la realidad del Uruguay, con los ingresos de los uruguayos y con los movimientos impositivos. Es verdad que estamos en invierno y que siempre subió la carne en julio, pero no se puede echar en saco roto lo que tiene que ver con los efectos de la reforma tributaria. Desde esta bancada advertimos que iba a tener impacto en los productos de primera necesidad y efectivamente eso está aconteciendo.


 
Últimas Actuaciones












 
 
Recomienda esto

 
.: www.josecarlos.com.uy :. Web Oficial del Diputado José Carlos Cardoso del Partido Nacional por el Departamento de Rocha
Inicio | Biografía | Proyetos | Parlamento | Actuación | Escuhar Audiciones | Galería de Fotos | Artículos Periodísticos | Agrupación Lista 71 | Comunicados | |