Opina sobre este tema

Nombre
e-mail
Procedencia
Opinión o sugerencia

 
Rocha,

Relacionada con la Comisión de Bioética

12/07/2006

SEÑOR CARDOSO (don José Carlos).- Señor Presidente: confieso que la intervención del señor Diputado Posada me ha generado una inquietud que no logran aplacar las dos respuestas que se dieron. Creo que en parte tiene razón, o por lo menos a mí me lleva a pensar mucho, básicamente la integración de esta Comisión con representantes del Parlamento y de la Suprema Corte de Justicia. Si uno revisa cuáles serán sus competencias, el literal A) del artículo 5° dice: \"Asesorar a los Poderes del Estado [...]\". Se supone que una Comisión asesora debe asesorar sobre una materia que tiene definida. ¿Cómo brinda asesoramiento una Comisión especializada como esta sobre un tema en especial? Asesora sobre un tema que conoce, sobre cuestiones que están determinadas. En la medida en que la Suprema Corte de Justicia tiene su representante, ¿eso no implica que haya asumido determinada posición sobre temas que no son menores?

Reconozco la importancia de la creación de esta Comisión, y por supuesto que la acompaño, pero también hay que advertir que las cuestiones que están en debate en los temas de bioética son muy relevantes, algunas de ellas muy conflictivas y sobre cuya decisión de futuro hay mucha controversia. Creo que el devenir de estos temas va a traer al debate académico y científico nacional temas de una enorme profundidad y de una gran relevancia. Esta Comisión va a asesorar, e irremediablemente va a contar entre sus asesores a la Suprema Corte de Justicia, tenga o no esta un representante directo, porque de alguna manera al integrar la Comisión compromete su participación en el asesoramiento que se está dando. Yo entiendo el ejemplo que puso el señor Diputado Orrico, pero no creo que sea análogo a este, sino que es distinto. Cuando un catedrático es, además, integrante de la Suprema Corte de Justicia o Juez, por supuesto que al dar sus clases no compromete su opinión en causas, pero acá sí compromete, porque esta Comisión va a brindar asesoramiento y, al hacerlo, innegablemente compromete la opinión de la Suprema Corte de Justicia y va a comprometer la del Parlamento. Y el Parlamento, ¿por quién se va a hacer representar? ¿Por un delegado político? ¿Por un legislador de un partido político? ¿Por una persona ajena al Parlamento? ¿Y qué opiniones va a llevar al seno de la Comisión? ¿Las suyas? ¿Qué opiniones va a llevar el representante del Poder Legislativo a esta Comisión? ¿Las propias? Supóngase que el Parlamento elige a un académico. ¿El académico va a consultar a la Cámara? ¿Habrá que dar un debate primero para que lleve la opinión del Poder Legislativo? ¿Cómo trasmite la opinión del Poder Legislativo un académico? Trasmitirá las suyas. Podremos confiar en él, en su relevancia académica, en el conocimiento profundo que tenga del tema, pero, ¿cómo trasmite una opinión que innegablemente comprometerá al Poder Legislativo?

Yo planteo dudas, hago preguntas. Por supuesto que acompaño la creación de la Comisión y sé que este asunto es muy relevante, pero me parece que el señor Diputado Posada acaba de poner sobre la mesa un tema que no es menor, y no creo que con respuestas sencillas podamos resolver esta cuestión. Tenemos que profundizar en la representación que dos Poderes del Estado van a tener en una Comisión que presidirá el Poder Ejecutivo, porque los otros dos Poderes la integrarán. La preside un delegado del Poder Ejecutivo, pero no sé si es un delegado del Ministerio de Educación y Cultura o del Ministerio de Salud Pública, porque no lo dice; no se aclara cómo lo determinará. Me parece que este es un tema que merece una explicación y un análisis detallado.



SEÑOR CARDOSO (don José Carlos).- Señor Presidente: entiendo las explicaciones que se nos están dando, pero de cualquier manera insisto con la pregunta.

Si bien esta Comisión puede estar integrada, como acaba de decir el señor Diputado Asqueta Sóñora, por gente con un nivel académico relevante, cuya principal tarea sea la de asesorar o conducir un debate sobre temas vinculados con la bioética, también podrá asesorar en la elaboración de un decreto. Es más: se establece que a petición de cada una de las Cámaras del Poder Legislativo, o del Poder Ejecutivo, puede preparar anteproyectos de ley y de decretos. Es decir que esa Comisión puede preparar un borrador de decreto para que el Poder Ejecutivo lo transforme. Si es un decreto, entonces no es solo un asesoramiento; se pueden transformar sus opiniones en nada más y nada menos que en la herramienta del decreto, es decir, la vigencia plena, desde el punto de vista jurídico, de una determinación que exige su cumplimiento. Y nosotros vamos a estar representados en una Comisión que prepara un decreto y el Poder Judicial va a participar directa o indirectamente, a través de una tercera persona que nomine, en una Comisión que preparará un decreto. Y preparar un decreto no es una tarea menor. Todos sabemos lo que significa un decreto, que puede ser aplicado inmediatamente porque con la firma del Presidente de la República entra en vigencia. Y esta Comisión lo puede preparar o sugerir, según lo dice el literal B) del artículo 5°.

Agradezco la aclaración y agradezco al señor Diputado Vega Llanes ?que además integra la Comisión? la preferencia en la intervención.


 
Últimas Actuaciones












 
 
Recomienda esto

 
.: www.josecarlos.com.uy :. Web Oficial del Diputado José Carlos Cardoso del Partido Nacional por el Departamento de Rocha
Inicio | Biografía | Proyetos | Parlamento | Actuación | Escuhar Audiciones | Galería de Fotos | Artículos Periodísticos | Agrupación Lista 71 | Comunicados | |