Opina sobre este tema

Nombre
e-mail
Procedencia
Opinión o sugerencia

 
Rocha,

Intervención en Cámara - Impuestos a Productores arroceros

06/08/2014

SEÑOR CARDOSO (don José Carlos).- Señor Presidente: la Cámara ha escuchado dos informes: uno en mayoría, a favor, y otro en minoría, en contra; ambos con abundantes fundamentos técnicos. Es decir que las dos bibliotecas de los abogados se trasladan, en este caso, a los economistas. También hay dos bibliotecas y dos miradas de los contadores sobre el mismo tema porque, tanto el señor Diputado Asti como el señor Diputado Posada han informado y votarán diferente. Nosotros evaluamos las dos interpretaciones como muy técnicas y explicativas. Por lo tanto, no seré yo quien corrija los informes técnicos que se han hecho no soy contador , pero sí me permito informar a la Cámara sobre algunos aspectos que nos llevaron a trabajar mucho en este proyecto, a invitar a productores a concurrir a la Comisión, a reunirnos con ellos y a tratar de entender este cambio tributario, que no afecta a todo el sector arrocero, sino a los pequeños productores.

El sector arrocero viene arrastrando problemas, a pesar de la bonanza económica que vive el país. El año pasado la Cámara votó un fondo arrocero. Cuando los arroceros piden acudir a un fondo es porque están en crisis. Aunque parezca increíble, la crisis en el sector arrocero se está dando en este momento para muchos productores, a los que hay que dar dinero para que planten. Eso es el fondo arrocero: un adelanto de US$ 2 por bolsa, de la cosecha anterior. Con esa plata pueden plantar; arrancan con esa plata. Eso ya sucedió el año pasado. Ha pasado en más de una oportunidad. En los últimos diez años, sucedió dos veces.

Además, el sector arrocero está produciendo con un nivel y un ritmo de eficacia formidables. Estamos en los mejores momentos de la producción, en el orden de las 180 bolsas por hectáreas. Sin embargo, el sector vive una crisis. Se da una contradicción, que es que cuanto mejor producimos, cuanto más arroz extraemos por hectárea, menos alcanzan las ganancias para cubrir los costos, y muchos productores obviamente los más pequeños quedan al descubierto, hasta por una cuestión de escala. Por lo tanto, cualquier movimiento del sistema tributario tiene un impacto. Podrá considerarse mayor, menor, más o menos significativo, pero tiene un impacto sobre el sector.

Obviamente, este proyecto de ley está respaldado por aquellos productores grandes, que son los que deducen impuestos, los que, cuando van a liquidar, pueden deducir gastos realizados en su cultivo y, por lo tanto, no lo pagan, lo descuentan del impuesto que van a pagar. Pero, como todos sabemos, las deducciones no alcanzan a todos. Los pequeños no deducen. Es esto lo que estamos discutiendo.

Si se aplica un impuesto nuevo a los fumigadores, estos subirán el precio de su tarea, y dicho precio recaerá sobre el productor que lo va a pagar. El productor grande lo puede deducir, por lo tanto, no le impacta; el chico no. Si sube el precio de la fumigación en una zafra complicada como la pasada, por ejemplo, donde hay que realizar dos fumigaciones, el pequeño, el que no puede deducir, carga con un costo adicional, y con el agravante de que a los arrozales no entran los mosquitos porque el cultivo está inundado. Los mosquitos son esos aparatos enormes que se han multiplicado por el país, que trabajan mucho en los secanos, en el trigo y en la cebada. El mosquito no puede entrar al arroz; tiene que ir el avión. Es decir que de esta no se escapan; es el avión sí o sí. Esta es la descripción del problema.

Cuando vinieron los productores a la Comisión y cuando nos reunimos con ellos en mi caso en el norte del departamento de Rocha, en Cebollatí nos dijeron: "Se trata de un costo que nos desborda. Tenemos el agua al cuello; ahora quedamos bajo la línea de flotación. Ahora es mucho más probable que en las siguientes zafras en todas tengamos cero ganancia". Repito: esto se da con niveles de producción de 8.000 kilos por hectárea; producciones estupendas.

Recuerdo perfectamente que en mis épocas de maestro rural en zonas arroceras, cuando empezó el cultivo del arroz en el departamento de Rocha en la zona de India Muerta, se producían 60 o 70 bolsas por hectárea, y daba ganancia. Estoy hablando de la década de los ochenta, de 1982, 1983 y 1984. Ahora estamos en 180 bolsas por hectárea. La misma hectárea veinte años después da 180 bolsas: 8.000 kilos. Una bolsa son 50 kilos. ¿A qué se debe esa multiplicación de la producción? A la eficiencia del trabajo. Los productores arroceros de hoy no tienen casi nada que ver con aquellos de hace veinte años, debido a las nuevas tecnologías, las variedades, la fumigación, el combate a los problemas que el arroz antes tenía, los cambios, inclusive hasta de la época de cultivo. El adelantamiento de la época de la zafra y del cultivo del arroz ha ido cambiando positivamente.

Los productores chicos van a asumir este impuesto. Tengan presente que hoy la Cámara aplicará un impuesto a los pequeños productores arroceros. El señor Diputado Posada explicó técnicamente aquí la modificación en forma impecable. No voy a abundar en lo técnico; traté de dar una explicación lo más didáctica posible. Esto no se trata de un impuesto a los aviones; este es un impuesto al arroz. ¿Lo van a pagar todos los arroceros? No. A los grandes productores no les importa que les suban el precio de la fumigación, porque lo deducen; son los chicos los que lo van a tener que pagar, porque no lo pueden deducir.

Al final de su intervención, el señor Diputado Posada hizo algunas referencias a que, modificando el sistema de tributación podrían deducirlo, pero con la situación de hoy, los pequeños productores arroceros no pueden deducir el costo del avión, por lo tanto, si el avión es más caro, el productor lo termina pagando; no lo paga el del avión.

A esto habría que agregar algunas consideraciones como, por ejemplo, que el sistema de fumigación aéreo no ha crecido; está congelado. Cuenta con los mismos aviones viejos, de treinta años de promedio no hay renovación , mientras que los mosquitos, es decir la fumigación terrestre, se ha multiplicado. Hay casi 2.000 mosquitos registrados en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, con un sistema tributario diferente. Pero estos mosquitos no pueden entrar a las plantaciones de arroz. Entonces, además de la aplicación de este impuesto a los pequeños productores arroceros, están atrapados por el avión, porque solo pueden trabajar con ellos. Digo esto para tener claramente presente qué es lo que estamos votando, y desentrañar un sistema impositivo, que todos sabemos las complejidades que tiene. En este caso, se trata de una corrección que, desde mi punto de vista, es absolutamente insignificante para las arcas del Estado. La plata que el Estado va a obtener con esto es irrelevante. Sin embargo, a un productor de cincuenta hectáreas de arroz este número le afecta, a tal grado que se movilizaron, nos lo plantearon, vinieron al Parlamento y han insistido. Ahora harán la recorrida en el Senado que, por lo que veo acá, el ánimo es aprobarlo sin considerar estos aportes que estamos haciendo. Me consta que en la Comisión de Hacienda no fue rápido el proceso. Eso es bueno, porque significa tiempo para pensar y lo valoramos cada vez que sucede. Pero, lamentablemente, no pudimos torcer el rumbo de este proyecto de ley que, repito, terminará impactando. ¿Serán pocos los afectados? Sí, son pocos. Los productores chicos arroceros son pocos, porque el grande se come al chico y los sistemas tributarios que protegen al grande, como este, favorecen que el chico vaya desapareciendo. Y estas 50 o 60 hectáreas de pequeños productores que quedan con el agua al cuello, el año que viene las plantará un productor grande que deduce. Entonces, vamos caminando hacia la dirección de grandes productores arroceros de 1.200, 1.500 hectáreas. Quizás este sea un modelo productivo que a algunos les parezca conveniente. A mí me gustaría preservar los pequeños productores. Creo que es bueno y sano para el sistema productivo que los grandes no se coman al chico, porque los grandes deducen impuestos como este y el chico no.

SEÑOR CARDOSO (don José Carlos).- Señor Presidente: habíamos terminado nuestro informe. A pesar de la discusión que se generó ahora, aparte de esta explicación más detallada de cómo funcionará el impuesto, nuestra duda sigue vigente. Nosotros preferíamos utilizar otro instrumento para que, de darse un cambio tributario sobre las empresas de fumigación, éstas no tuvieran una afectación como creemos que de cualquier manera tendrán. Como decía el señor Diputado Berois Quinteros, creemos que esa compensación que se está proponiendo no será suficiente.

Me quedo con el final de nuestra intervención: aplicar impuestos que terminan pagando los más pequeños favorece el crecimiento de los más grandes. Hoy en casi todo el sector agropecuario hay una tendencia a la concentración: se da en el sector lácteo, en el sector de la agricultura, en el sector de la ganadería. Los tamaños productivos son cada vez más grandes y el número de la escala funciona cada vez más. En el sector arrocero todavía tenemos una porción importante de pequeños productores como bien decía el señor Diputado Bernini, aproximadamente doscientos que habría que cuidar. Se trata de productores familiares, algunos de los cuales trabajan en predios propios y otros en predios arrendados. Su nivel de eficiencia en la producción es muy alto, pero su margen de ganancia es muy escaso porque los costos productivos del arroz en Uruguay son altísimos y consumen casi todo el valor del arroz que se produce.

Era todo cuanto quería decir, señor Presidente.

SEÑOR CARDOSO (Don José Carlos).- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Pereyra).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR CARDOSO (Don José Carlos).- Señor Presidente: coincido con lo que ha planteado el señor Diputado Posada y con el razonamiento que hacía. Obviamente, la lectura desde el lado de las empresas de aeronavegación quedó incompleta. Para el resto de los legisladores que siguen este debate, sin haber participado de la Comisión o sin estar en los detalles, hay que tener en cuenta que hoy estamos creando un impuesto que van a pagar las empresas de fumigación aérea que no paga ni BQB ni Alas U. Estas empresas no pagan ese impuesto, pero lo van a pagar los pequeños avioncitos que fumigan las chacras. Por eso el Diputado Posada dice que sería bueno escuchar a la otra parte. No es que el Gobierno venga por un impuesto a los aviones. No; no, reitero: BQB y Alas U no van a pagar esto que sí pagan los pequeños avioncitos que trabajan en la fumigación aérea.

El señor Diputado Pardiñas dijo algunas cosas que yo comparto y otras que no tanto. Por ejemplo, con respecto al tema de la concentración, a mí no se me ocurriría adjudicarle al Frente Amplio intenciones de buscar la concentración de la producción. No lo dije y no lo diría. Sí a veces algunas medidas llevan a eso; y él mismo lo dejó entrever: hay producciones a escala que necesitan de la concentración para funcionar.

En una oportunidad vinieron representantes de la empresa Arauco a la Comisión, cuando se estaba considerando el proyecto Montes del Plata, a hablar de eso y recuerdo perfectamente lo que los chilenos dijeron. Les preguntamos por qué doscientas cincuenta mil hectáreas, y respondieron: Porque si no hay concentración, no hay negocio. Los compañeros de la Comisión lo recordarán. Dijeron: Esto es con concentración; nosotros no vamos a trabajar con una red de productores forestales. No; vamos a manejar la concentración de la producción forestal, si no, el negocio industrial no camina.

Es decir que hay cuestiones que tienen como horizonte la lógica de la concentración y estas pequeñas medidas que afectan al más chico, terminan favoreciendo a la concentración. Como el más grande tiene otros beneficios que le permiten abarcar más, termina llevándose puestos como decimos en una incorrecta expresión a los pequeños productores. Pasa en el sector lácteo. Los que conocen los departamentos con este perfil, saben que hay una tendencia a la concentración. El que produce mayor cantidad termina llevándose a los pequeños productores. Lo otro que tampoco comparto, que me parece una exageración, es que se diga que los productores tienen tendencia al no registro. El sistema de trazabilidad ha llegado a un nivel de registro y de detalle de datos que los que conocemos el interior y andamos por él, porque de allí venimos ahí está nuestro trabajo electoral fundamental , hemos visto cosas increíbles con respecto al registro y a la comunicación. Uno ve a un productor haciendo un embarque un domingo, con la computadora, buscando señal en un camino rural porque si no conecta no puede embarcar. No lo autorizan a embarcar hasta que no pasó cada uno de los registros y los números de caravana del animal. Esto existe y miren que andar en caminos rurales y encontrar conectividad no es fácil. Esto que digo es textual, les puedo decir hasta dónde y cómo hacen los productores para encontrar señal. De manera que eso de que el registro es una cosa que los productores eluden o evitan, o de que no tienen cultura de registro, lo dejaría de lado, no creo que sea así. Creo que cada vez se registra más. Y ni qué hablar de la fumigación aérea. No hay sector más registrado que la aviación: por las horas del motor, por las horas del piloto y por la nafta vendida. La nafta de aviación tiene un control en Uruguay total y absoluto. Hay que pagarla antes y registrar el nombre y cómo se compra para poner nafta a un avión. No hay sector más controlado que el de la aviación; existen todos los controles: las horas de motor se vencen y hay que llevarlo al mecánico, las horas del piloto tienen que ser registradas. Por tanto, lo del registro lo dejaría de lado. No me parece razonable incorporarlo como un dato relevante, ya que ambas actividades son ampliamente registradas.


 
Últimas Actuaciones












 
 
Recomienda esto

 
.: www.josecarlos.com.uy :. Web Oficial del Diputado José Carlos Cardoso del Partido Nacional por el Departamento de Rocha
Inicio | Biografía | Proyetos | Parlamento | Actuación | Escuhar Audiciones | Galería de Fotos | Artículos Periodísticos | Agrupación Lista 71 | Comunicados | |