Opina sobre este tema

Nombre
e-mail
Procedencia
Opinión o sugerencia

 
Rocha,

RENDICION DE CUENTAS 2011 - Intervención Dip. José Carlos Cardoso - EDUCACION

17/08/2012

SEÑOR CARDOSO (don José Carlos).- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Orrico).- Tiene la palabra el señor Diputado José Carlos Cardoso.

SEÑOR CARDOSO (don José Carlos).- Señor Presidente: en la discusión general hicimos algunos comentarios con respecto al presupuesto de la educación, porque nos parecía que en una discusión presupuestaria había que poner algunos ejemplos concretos de la diferencia entre el enorme gasto público que existe en áreas clave del Estado y los resultados que se obtienen. En ese momento en la sesión del martes dijimos que notoriamente hubo un déficit de gestión.

Hemos escuchado una larga exposición del Diputado Arregui acerca de la logística. Yo diría que lo que hace muy bien es enumerar la logística, pero no se trata solamente de eso, sino básicamente de hablar de los resultados. Ese es el proceso más válido y profundo en materia de educación. Pero mejor que contestar yo a la bancada de Gobierno es que lo haga el Presidente de la República. ¿Qué palabra más autorizada que la del Presidente Mujica, que vino a esta Casa hace dos años y medio, cuando asumió la Presidencia, a repetir tres veces y en voz alta la palabra "educación", estableciendo que su criterio y su prioridad fundamental era la educación en el país? Y véase lo que aparece hoy en el diario El Observador. ¡Hoy, no hace un mes!. Bajo el título: "Presidente bajó los brazos con la reforma educativa", se dice en la prensa que, entre algunos de los responsables de su fracaso educativo, que el Presidente reconoce, está el Frente Amplio. Véase lo que publica la prensa: "Según el jefe de Estado, los principales obstáculos para reformar la enseñanza, como prometió el 1º de marzo de 2010 cuando asumió la Presidencia ante la Asamblea General, son: la estructura de la educación pública y las autonomías que les otorga la Constitución y la actitud opositora de los sindicatos a los cambios educativos". Y continúa: "Dijo en tono coloquial que "no hay cómo entrarle" a un sistema centralizado como el que rige en la educación pública, "en el que todo se resuelve de arriba para abajo y desde Montevideo" [...].- "A mí no me llevan muchas de las cosas que dije para cambiar en la educación. Hay una brutal centralización de la educación y en el Frente Amplio no me la lleva nadie"".

Esta no es la voz opositora ni la de los que queremos ver el vaso medio vacío. Este es el Presidente de la República, y lo dice hoy mientras estamos aquí reunidos para debatir el presupuesto de la educación. Reconoce que hay un fracaso. ¿En qué? ¿En la asignación de recursos? No, en ese punto no lo hay. Hay un éxito en materia contable, al asignar a la educación un volumen de dinero. Ese debate nosotros no lo vamos a dar, y lo dijimos en este Cuerpo. Yo no vengo a discutir la asignación presupuestal. Tampoco vengo a discutir la asignación de la masa salarial que, efectivamente, se duplicó en los últimos siete años. Quiero hablar de los resultados, pero los resultados no están a la vista, no son evidentes. Y no es que esté apurado por los resultados; no es que estemos planteando resultados para mañana; no es que seamos demagógicos y creamos que con políticas adecuadas los resultados educativos se obtienen al otro día. No, no estoy exigiendo resultados al otro día, pero hay cuestiones que tuercen el rumbo de la educación, y aquí nadie está torciendo nada en ninguna dirección.

(Ocupa la Presidencia la señora Representante Pereyra)

——El señor Diputado Arregui lucía como un éxito el refrito del acuerdo educativo del año 2012, que es lo que hicimos este año: un refrito de lo del año 2010. En ese refrito apareció el doble voto para el Presidente del Codicen. ¿Cuándo lo usó? ¿Cuándo lo va a usar? No lo va a usar, porque el doble voto del Presidente se usa cuando hay rumbo en la gestión, cuando hay una discusión que tiene que ser resuelta. El Codicen es un órgano absolutamente deliberante, pero se queda en la deliberación, no pasa a la etapa de la ejecución.

En cuanto a la discusión del Promejora, voy a decir lo siguiente. Yo no creo que el Promejora sea el proyecto vareliano que transforme la educación pública uruguaya; no lo hay, y mucho menos en los valores y en los términos en que vemos e identificamos a la educación en el mundo de hoy. No hay un proyecto que cambie a la educación. Pero el debate del Promejora sí demuestra la ineficacia del funcionamiento educativo. Un organismo que se traba en la discusión de una experiencia piloto es altamente ineficaz. El Promejora es eso: una experiencia piloto que habrá que medir después, y que además está bien que no se generalice. Yo no comparto la generalización de las experiencias piloto. Las experiencias piloto primero se tienen que evaluar, tienen que medirse sus resultados para luego ser llevadas a la generalización.

(Apoyados)

——Estuvimos dos años y medio para poner en marcha una experiencia piloto que, aplicada en determinadas circunstancias y en lugares bien distintos del país, nos puede dar una muestra, si estamos dispuestos a un proceso de descentralización de la educación.

Hay otro asunto que el Presidente de la República señala muy bien en este reportaje que sugiero leer, acerca de una Conferencia a la que fue convocado a hablar que es este monstruo de hiperconcentración que tenemos en la educación. Yo participé de los acuerdos del año 2010, y el señor Diputado Arregui también. Y cada vez que proponemos dar autonomía a los centros, todo el mundo se espanta; todo el mundo se espanta: ¿dar autonomía a un liceo? Sí, dar autonomía a un centro. ¿Cuál es el temor? El mecanismo de autonomía de centro podría introducir elementos novedosos en un sistema altamente centralizado.

Además, los procesos de gestión educativa obviamente están empezando a tener dificultades económicas, porque nadie me va a decir que no hay diferencia entre los US$ 145:000.000 que pide el Codicen y los US$ 20:000.000 que se van a otorgar esta tarde. Hay, y es mucha. El Presidente del Codicen enumeró los programas que no van a tener funcionamiento o recursos, y muchos de ellos están en la línea de los proyectos de innovación. Esos proyectos no van a tener más recursos: el Prorrazona, el Prociencia, la Generalización Educativa de la Experiencia Artística y Creativa, el Proarte. Estos programas no van a tener más financiamiento. Es decir que la diferencia entre lo que el Codicen pide que es prácticamente duplicar los gastos que tenía en estas áreas y lo que el Parlamento da que no llega a los US$ 20:000.000 es lo que nos llevamos de este debate presupuestal, que va a dejar a muchas de estas acciones de innovación por el camino.

Nosotros creemos que los resultados educativos están a la vista, y casi como una frase que se da en las aulas: "Han hecho un buen esfuerzo pero tienen que volver en febrero; el examen no está salvado". El esfuerzo ha sido grande; se comprende, se entiende, pero de eso a tener resultados, estamos muy distantes. El mayor problema lo tenemos en la gestión, y seguramente esto va a desembocar y no me sorprenderá en un relevo generalizado de las autoridades educativas nombradas por el poder político dentro del sistema. No me sorprendería que estuviéramos en el umbral de una renovación importante de las autoridades que conducen la educación. En realidad, no la conducen; no hay conducción en los organismos, estos no recogieron del sistema político un mandato de gestión, no hay liderazgo adentro ni liderazgo político afuera, hay contradicciones con los sindicatos, aunque estos no han sido una tranca. Yo no creo que los sindicatos hayan sido un problema en la gestión del Codicen. No lo fueron; basta mirar las actas del Codicen y ver cómo se resolvieron las cosas, para saber que allí se ha deliberado pero no ha habido un trancazo.

Las instrucciones políticas dadas a quienes están al frente de los organismos por decisión política, porque pasaron por el Senado, han sido extremadamente débiles como para obtener resultados que cambien el rumbo del sistema educativo. Al final de la película que es donde nosotros debemos pasar raya , en la medición de los resultados, en la cantidad de aprendizaje logrado, en la calidad de los aprendizajes, en la capacitación docente, no ha habido cambios.

Nosotros vamos a votar el articulado, y voy a poner un ejemplo minúsculo, que no hace a la discusión central, pero que es curioso. El segundo inciso del ar¬tículo 238 es volver sobre los viejos pasos de la Educación Primaria, es decir, reconocer que hay que nombrar a las auxiliares de servicio de las comisiones de fomento, después de que abandonaron el sistema y crearon las listas departamentales de auxiliares de servicio, que fueron un verdadero caos y que funcionaron de una manera increíble. Están volviendo a un viejo sistema: autorizar al Codicen a nombrar a las empleadas de las comisiones de fomento que trabajan en las escuelas porque han probado su trabajo y su gestión. Este es el ejemplo más minúsculo en materia de gestión. Tuvieron que pasar varios años para advertir que había que volver a una política de nombramiento de la misma gente que ya estaba trabajando.

Esto sigue teniendo sabor a poco, sabor a poco resultado, sabor a mucha logística, sabor a mucha estructuración, pero sin resultados y sin avances sustanciales en el área de la educación.

Muchas gracias

SEÑOR CARDOSO (don Germán).- Pido la palabra para contestar una alusión.

SEÑOR PRESIDENTE (Orrico).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR CARDOSO (don Germán).- Señor Presidente: creo que en estos debates largos, en los que se abarcan todas las áreas del Estado y su funcionamiento, es normal que surjan diferencias de esta naturaleza y que empiecen los ataques, las ironías, apelar al pasado para ocultar o justificar las deficiencias del presente.

En estos tres días de debate he escuchado reiteradamente a la bancada de Gobierno apelar a la crisis de 2002 e insistir, insistir e insistir en eso. Con absoluta sinceridad y honestidad debo decir que no tengo ningún problema en abordar y discutir la crisis de 2002 en todos sus conceptos y con todos sus alcances. Pero está más que claro que es una sobreutilización de chicana política para ocultar la ineficiencia de los resultados de la gestión del Frente Amplio en el Gobierno de hoy. Si no es así, entonces mintió el Vicepresidente de la República, contador Astori, hace pocas horas, cuando en un programa de televisión en el que se evaluaba profundamente esta crisis acontecida hace diez años, reconoció que nos llegó de afuera, que la heredamos y que, cualquiera hubiera sido el que estuviera gobernando, la crisis iba a llegar. Si uno escucha a los diferentes actores del Gobierno parece que el Vicepresidente Astori falta a la verdad e inventa cosas.

Parecería que el doctor Vázquez también mintió, que faltó a la verdad en 2007, cuando en un programa de televisión le reconoció al periodista Aldo Silva que la política económica de su Gobierno del Frente Amplio continuaba la que había comenzado a aplicar el doctor Atchugarry a la salida de la crisis.

Hay que ser responsable al hablar de todas estas cosas dramáticas, que sin duda causaron dolor a toda la sociedad del Uruguay, más allá de a quién se haya votado. Se exige a la oposición responsabilidad para abordar los temas, pero me parece que la responsabilidad mayor y el ejemplo deben venir de la bancada de Gobierno.

Estoy dispuesto a abordar los debates que se encaren con seriedad y responsabilidad, señor Presidente. Cuando la oposición viene acá a decir que los resultados son malos, no es ningún invento; no estamos apelando a la injuria ni a la difamación. ¿O alguien puede negarme que, a pesar del mayor presupuesto de la historia en salud, educación y seguridad, la sociedad está teniendo espantosos resultados de gestión? El Uruguay tiene los peores resultados en materia de seguridad de su historia. ¡Nunca hubo tantos homicidios por año como hoy! ¡Nunca hubo tantas rapiñas por año como hoy!

(Interrupciones)

——¡En el Uruguay nunca se habían dado los resultados que hay hoy en materia de salud! ¡Nunca en la historia del Uruguay, en una gestión pública, enfermeros empleados del Estado realizaron prácticas que mataron gente! ¡Y ni sabemos cuánta!

¿Pero por esto tengo derecho a hacer responsable al Gobierno? ¿Puedo decir que el Gobierno tiene la culpa o está detrás de la matanza de los enfermeros? ¡No! ¡Creo que no es justo!

(Interrupciones)

——¡Pero tampoco es justo desconocer esa realidad, porque eso pasó! ¡Y le pasó a la gestión del Frente Amplio! Y, más allá de las responsabilidades jurídicas y penales, ¡las responsabilidades políticas también existen!

Se están analizando los resultados en materia de salud.

(Suena el timbre indicador de tiempo)

——Hace pocas horas, a través de los medios de prensa, los médicos del Uruguay no un Diputado de la oposición, ¡los médicos!; muchos de ellos, con nombre y apellido, votantes del Frente Amplio, votantes del partido de Gobierno! denunciaron que se están muriendo uruguayos porque no hay camas de CTI disponibles. ¡No es un invento de la oposición! ¡Lo están denunciando los profesionales de la salud, los que gestionan, los que atienden a la gente y pelean diariamente por salvar vidas! Entonces, ¿de qué estamos hablando? Creo que debemos abordar esos asuntos con honestidad intelectual. No estoy diciendo que todo se esté haciendo mal, pero tampoco me parece lógico que se nos quiera hacer creer que hoy la salud en el Uruguay está teniendo resultados maravillosos, porque no es así. Con el mayor presupuesto de su historia está obteniendo resultados realmente dramáticos. Esa es la realidad que nos toca vivir. Ojalá que como Gobierno, porque están de por medio la vida de la gente y la sociedad, podamos revertirla.

Muchas gracias.


 
Últimas Actuaciones












 
 
Recomienda esto

 
.: www.josecarlos.com.uy :. Web Oficial del Diputado José Carlos Cardoso del Partido Nacional por el Departamento de Rocha
Inicio | Biografía | Proyetos | Parlamento | Actuación | Escuhar Audiciones | Galería de Fotos | Artículos Periodísticos | Agrupación Lista 71 | Comunicados | |